Chistes para adolescentes

Me quiero suicidar

2020.12.01 05:56 ultimascosas Me quiero suicidar

Hola, antes que todo, lo mejor sería que me digan si las situaciones que les diré a continuación afectan realmente en en presente y en mi futuro (porque del pasado no me intereso mucho). Seré lo más breve posible.
Empezando desde que era niño, tengo recuerdos (aunque no se si sean reales del todo) de que mi hermano me apretaba muy fuerte los testículos cuando era bebé y que me tapaba mi órgano para que no pueda orinar ni defecar y que yo lloraba y lloraba y pasaban horas pero antes de que mis padres vinieran mi hermano lo sacaba. Siento que esto me ha perjudicado demasiado porque pienso que cuando eres bebé desarrollas tu manera de ver el mundo y siento que la de la peor manera posible, lo cual me duele bastante ya que siento que si eso no hubiese pasado no sería lo que soy ahora (y sumándole muchos otros acontecimientos más).
Luego en mi niñez siempre me sentí ignorado por mis padres ya que exigía que me tratasen como si fuera una persona normal, sin embargo era solamente un niño, de lo cual me daba cuenta porque soy extremadamente inteligente (no lo tomen como soberbia, se lo digo porque realmente así es). Como si hubiese vivido mi adolescencia y formación de personalidad desde que era un niño, ya que estos rasgos de abandono y de sentirse siempre utilizado se quedaron en mi hasta ahora. Mi único hermano, que es mayor, solía jugar conmigo y yo siempre me comportaba como si fuese el mayor, como que si tuviese que entretenerlo haciéndome el interesado en sus juegos, pero mi interés lo confundía con estupidez y cuando fingía no saber algo para que el me explique y se sienta bien el me decía cosas horribles como feo, tonto o que nadie me quería. Y estas cosas, me duelen mucho saber que pasaron porque pienso que de alguna manera se quedaron en mi subconsciente y que moldearon mi personalidad pensando que era eso (en mi edad temprana) y por lo tanto que influyo en mi personalidad y que ya no lo puedo cambiar. En mi niñez era un niño muy bueno y amoroso según todos mis profesores y familiares pero ellos ya no opinan lo mismo de la actualidad, lo cual me duele porque pude haber seguido siendo eso pero los acontecimientos que les digo me hicieron así y pensar en que me hicieron así me duele más aún. Aparte tengo recuerdos (pero otra vez no se de donde salgan o si son realmente ciertos) que mi padre me violó y que abusó de mi sexualmente, igualmente mi hermano; pero no se si mi mente me quiera jugar una mala pasada o si esto realmente pasó.
Mi reporte de kinder dice que era un niño ejemplar y el mejor del salón. Compartía, tenía mucho liderazgo y mis cualidades decían que sería alguien muy pero muy ejemplar. Sin embargo, creo yo que estas cosas son las que desde niño me hicieron cambiar. También recuerdo que por hacerme el niño bueno y amable, me hacía el que no entendía algunas cosas para que me expliquen y generar un tipo de conexión con mi interlocutor, pero esto muchas veces se mal interpretaba lo cual me causaba mucha frustración y me causa aún mucha frustración ya que si no hubiera fingido y si realmente me hubiera comportado como el brillante e inteligente niño que era tal vez no hubieran ocurrido estas cosas.
Otra cosa que me pasó de niño fue que una vez jugando con mi primo 8 años mayor me hizo el FU de John Cena y caí en el suelo (me romí dos dientes incisivos). Esto me dolió emocionalmente en el futuro también porque siento que con mis dos incisivos normales mi crecimiento craneofacial hubiese sido mejor (no digo que soy feo, sino que hubiese sido mejor).
En el colegio, era masomenos normal, solo que hay una cualidad muy detonante en mi vida que es que desde los 3 o 4 años de edad me masturbaba pero con el estrés, es raro de escuchar pero pensar cosas estresantes y frotarme mis partes íntimas me generaba placer (no excitación). Un ejemplo que recuerdo bastante es que faltaba muy poco tiempo para terminar un trabajo de caligrafía en mi clase de 5 añitos, y como no me salía (la coordinación con el lapiz y el trazo) me empezaba a masturbar en la clase (obviamente sin bajarme los pantalones, solo frotando mi trasero con la silla de tal manera que mi órgano también se frotaba con mis piernas y ese sentimiento de estrés me producía placer. Busqué mucho en internet acerca de esto pero no encontré a ninguna otra persona que hiciera lo mismo. Ahora ya no lo hago, pero me da mucho estrés pensar que hice eso durante casi toda mi etapa de crecimiento emocional ya que pienso que desordené mi cerebro químicamente para que solo buscará estresarme (ya que eso le produce placer), y combinándolo con la ley de la atracción siento que yo mismo, inconscientemente, he buscado hacerme el mal y estresarme. Incluso recuerdo que en una clase de tercer grado empecé a hacer esto mismo y un chico me gritó que deje de mover el culo. Lo cual años más tarde se lo hice recordar como algo de broma pero ahora que lo pienso bien no debí decírselo porque aparte de solo decírselo le confesé por que lo hacía y esta persona a la cual le dije sospecho que le dijo a alguien más y se corrió uno de los tantos rumores de mí.
Cuando tenía aproximadamente 8 o 9 años conocí a mi peor enemigo de toda mi vida. Le pregunté solamente a dos personas si eran primos (porque coincidían en un apellido) y me convertí en su "amigo" durante los siguientes dos años, lo cual creo yo que fue la peor decisión de toda mi vida. Estas dos personas eran muy amigos antes, sospechaba que la persona B le gustaba la persona A porque siempre quería estar cerca de él y si yo estaba cerca de A, B se ponía celoso. Mi colegio es de solo hombres. Al principio no me tomaban muy enserio porque era como un niño loco, mi único objetivo era hacerlos reír, lo cual me duele mucho darme cuenta de eso ahora. Pero después me volví muy amigo de la persona B y este fue mi peor enemigo después. Todos los días jugábamos juntos y salíamos a hablar. Yo no hablaba mucho, él es el que me contaba mucho de sus experiencias. Este chico también era muy raro ya que parecía mujer (tenía una hermana y pasaba mucho tiempo con él). Incluso me llego a gustar (lo contaré más adelante). Pero de alguna manera me sentía algo inferior a ellos porque en ese entonces ambos A y B habían viajado a Estados Unidos y yo no. También me sentía mal porque ellos me dejaban siempre de lado y sentía que solo me utilizaban como un instrumento para reírse, y a esa edad si me daba cuenta de eso pero sentía que no podía hacer nada con respecto a eso. Estas dos personas moldearon, en mi opinión, mucho mi personalidad. A siempre invitaba a B a su cumpleaños y de vez en cuando a su casa, mientras a mi no. Lo cual me dolía mucho, incluso me dolía si B no invitaba a alguno de sus cumpleaños. Tanto así que una vez me puse a llorar cuando B no llamaba a mi mamá para que le dijera que estoy invitado a su cumpleaños (pero más tarde lo hizo y me tranquilicé). Pero lo peor de todo que todo esto se lo conté a B una vez borracho, y a otras personas que estaban cerca, ya se imaginan como me siento después de haberle revelado estas cosas. Igual a A, el rumor se expandió (no tengo pruebas pero tampoco dudas, porque siempre quieren mi mal). Bueno ¿por que es que B es el peor enemigo de mi vida junto a mi hermano? Aquí viene otra historia. Un día me empezó a llamar como es que B trataba a las demás personas, tanto así que me parecía que B solo era bueno con los demás para que le den el reconocimiento de Mejor Compañero o Amigo al final del año, reconocimiento que todos los años se entregaba a un alumno por votación de los otros alumnos. Aquel cosa me pareció muy hipócrita de su parte en ese entonces (ahora me doy cuenta que no era del todo cierto, simplemente el chico era bueno porque así es su personalidad (me da cosa poner eso porque temo que lo vean como alguien bueno cuando en realidad no lo fue)). En lo que si era hipócrita era en presumir, ya que él presumía bastante cosas que no eran ciertas. Sin embargo fue él quien me llamó hipócrita a mi porque eso de tratar bien a los demás para obtener un diploma se lo dije a otro compañero (que B era así). A veces jugábamos a hacer cosas, dos veces dije "Juguemos a no ser amigos" y B se fue, lo cual me hizo sentir como que solo estaba siendo mi amigo por amabilidad y que en realidad nunca quiso ser mi amigo porque mi forma de ser era pésima. Habían veces que yo decía cualquier cosa y B se reía (no quería hacerlo reír) y analizándolo un poco, esas veces B parecía que se reía por obligación como que si hubiese contado un chiste (lo cuál más adelante estuve obsesionado con eso). Nuestra amistad se terminó cuando una vez el me preguntó si estaba bien peinado a lo que le respondí que si era gay o qué para fijarse tanto en eso. Más tarde, ese mismo día le dije que era mariquita y ahí me dijo que ya no seríamos amigos, me lo dijo algo llorando y muy triste ("¿Sabes qué?" "Qué" "¿Sabes qué? Ya, ya no soy tu amigo" A mi eso al principio no me importó mucho pero ahora me pongo a pensar todo lo que no hubiera pasado si es que siguiésemos siendo amigos. Ahí todo empeoró demasiado. Ambos éramos muy raros, pero luego el raro solo terminé siendo yo. En ese entonces me quedé sin amigos, sin nadie con quien compartir en el recreo, solo me quedó jugar fútbol con el grupo grande de futbolistas. Ese día el cuál nos peleamos pensé en pedirle perdón pero por orgullo no lo hice (tenía 10 años). Ese día me empezó a susurrar al oído tonterías como que otra persona se sentiría mal por mi culpa. Pero más tarde lo quería empujar, por lástima no pude, el universo me lo impidió porque de alguna manera pienso que si lo hubiese empujado todo no habría ido tan lejos (aunque parezca algo tonto de pensar). Bueno luego de ese intento de empujarlo nunca más volvimos a hablar en años, pero este chico siempre me quiso hacer la vida imposible. Siempre que conseguía un nuevo amigo, el se volvía amigo de esa persona haciendo que yo me aleje de ambos porque el estaba consciente que yo siempre me trataba de apartar de él. Esto pasó por mucho tiempo. Incluso siempre me ridiculizaba y me hacía quedar como un tonto, cada vez que yo decía algo él y sus nuevos amigos (que cambiaban mucho) se reían de mi como si fuese la encarnación del cringe, y eso me hizo sentir durante mucho tiempo. Se reían de mi de cualquier cosa que dijese como si los otros pensaran que yo hago las cosas por ellos o que pensaran que me enojo con sus risas, cuando en realidad lo que me enojaba era que pensaran eso, no sus risas. Bueno A retorna a la historia, recuerdan que mencioné que B era muy cercano a A, pues yo también lo era y lo consideraba como un hermano a A. Me gustaba pasar mucho tiempo con él pero no podía estar con él porque él siempre estaba con B y sentía que juntos siempre hablaban mal de mi y que no querían pasar tiempo conmigo. Gracias a esto me distancié mucho también con A y me dolió mucho ya que en algún punto de mi vida me llegó incluso a gustar (junto con B, pero a B también lo odiaba). Todo esto me duele al recordarlo porque siento que influyo en mi personalidad para mal, y que sin que todo esto hubiera ocurrido hubiera sido mejor pero posiblemente no es cierto que me hizo tanto mal, es por eso que escribo esto, que tal es la opinión de otras personas acerca de esto. Todo esto pasaba mientras mi abuelita estaba en sus últimos años de vida. Mi abuelita era como mi padre ya que mis padres están divorciados y vivía con ella, mi mamá y mi hermano. Y cuando tenía 12 años mi abuelita murió súbitamente en cuestión de 4 días y no me fue posible decirle adiós. Tal vez por eso sienta que en el fondo tengo aún 12 años, porque no pude superar eso. Tengo recuerdos bastante extraños durante esta oscura época de mi vida, como que me besaba con mi hermano mientras nos bañábamos juntos. Sospecho que él tiene problemas mentales por todo lo que me hizo. Retornando con A y B, estas personas se fueron alejando poco a poco de mi, lo cuál me dolía bastante. En una oportunidad le escribí perdón anónimamente a B en su cumpleaños (también le pedí perdón indirectamente (solo habían dos con su nombre y dije perdón + ese nombre), escribiéndole en un papel Perdón y miles de frases bonitas. Lo peor es que eso se lo comenté a un compañero (que seguramente se lo dijo a otros compañeros) y a él también pero más adelante estando borracho. Estaba pasando por momentos tan difíciles y los demás parece que se dieron cuenta porque en una petición pedí acerca de mi abuelita y por mi extraño comportamiento también.
Cuando tenía 13 años viajé a Estados Unidos y Europa y ese año me sentí el rey del mundo. Empecé a sentirme muy afortunado pero ese mismo año ocurrieron varias tragedias también. Ese año empecé a discriminar a todos por tener menos dinero que yo porque en ese entonces sentía que tenía mucho dinero por tener uno de los últimos celulares y por haber viajado mucho. Pero a la par que era muy presumido, había otra persona que también era presumida y ambos queríamos demostrar quien tenía más dinero que el otro. Hubo un punto donde lo atrapé mintiendo y se lo demostré a todos, aparte dije que por ahí decían que su madre era prostituta y cuando se enteró de esto último golpeó fuertemente mi cabeza contra la pared (impactando en la zona de atrás del cráneo (entre la zona parietal y occipital). Este fue otro de los hechos que más me dolieron emocionalmente también. Lo peor de todo es que yo fui el que terminó perjudicado porque antes de ese golpe le di un golpe en la espalda porque antes el me dio otro también sin motivo. Lo peor de todo es que ese golpe en la espalda lo confundieron con que le metí el dedo al culo y me mandaron informe a mis padres (y mi padre aún tiene ese informe en su cuarto lo cual me pone muy triste) y lo admití porque en ese momento estaba hambriento de atención, incluso de la mala. Me mandaron un informe a mi por eso y no a él por lo del golpe en la cabeza porque le dije a la miss que no le mande informe porque sentí que en el fondo entre los dos había una amistad (fue algo muy tonto). Y lo peor otra vez es que todo eso se lo dije también estando borracho. Eso del dedo me lo recordaron durante 4 años (hasta ahora) y en ocasiones me molestaron con eso. Incluso algunos pensaron que era gay, no solo por eso sino porque también le confesé de broma a alguien que era bisexual y que me gustaba A y B y el rumor corrió rápido. Incluso le comenté a mi compañero de grupo que me quería matar, (para ese entonces tenía 13 años). Eso si era completamente cierto, me sentía muy agredido y maltratado por todos. Aquel golpe en la cabeza marcó un antes y un despúes en mi vida porque aquel golpe me hizo pensar durante mucho tiempo que me quedaría tonto o disfuncional de alguna manera por eso. Además me afectó en lo que más cuidaba y consideraba mi mayor atributo, mi inteligencia. El impacto fue entre la zona occipital y parietal del cráneo. Indagué mucho acerca de esto yb resuslta que un golpe en esta zona puede afectar el lenguaje y tu intelecto en cierta manera y yo que apuntaba a ser el mejor de mi promoción fue como un golpe crítico ya que todo ese tiempo pensé que afectó mi intelecto. Y para variar desde ese día me siento menos inteligente de lo que era en aquella época. Luego de aquel golpe insultaron a esa persona diciéndo que él estaba de envidia de que yo tuviera más dinero que él mientras que yo estaba llorando de lo cuál me arrepiento porque les di una imagen equivocada de mí. Era la segunda vez que lloraba en público, la primera ocurrió un año antes cuando me iban a mandar mi segunda papeleta (lo cual pensaba yo que era una suspensión y un adios a mi sueños) y me la iban a mandar porque intercambié el examen con un compañero para ayudarle y la miss nos atrapó. Retomando el tema del dedo, yo de alguna manera quería que mis compañeros se enteren porque sentía una gran necesidad de recibir atención de cualquiero tipo que hasta eso me gustaba. Además quería dejar de ser visto como el chico estudioso y quería ser visto más como alguien más malo pero como solo tenía 13 años no me daba cuenta que esa no erea la manera correcta de llamar la atención. Aparte del golpe en la cabeza me amenazó con que me golpearía o que le diría al profesor lo que dije de su madre, y me dijo que le de 5 audífonos míos para que no hiciera nada; yo obviamente no iba a ceder a eso le seguí el juego para recopilar evidencia de lo que me estaba diciendo y lo quise grabar resultando en que el profesor me quitará el celular y ese mismo día ese chico agarró mi cubo rubik (que por cierto siempre llevaba al colegio varios para armar y siempre fui visto como ese niño que armaba cubos y no me gustaba el punto de vista que tenían de mí) y me lo tiró al suelo. Justamente este cubo era nuevo y me gustaba mucho ya que era uno nuevo y el más nuevo y me dió nmucha tristeza ver como ese cubo lo tiraba al suelo, tanto que me puse a lagrimear. Me faltó mencionar que mi primer contacto con este chico fue en la clase de banda 2 años antes cuando pensaba que se estaba voviendo mi amigo cuando en realidad solo se burlaba de mí (lo mismo que actualmente pienso de algunos de los que fueron mis amigos y de algunos amigos actuales). Y este chico en las clases de banda me decía que era menos conocido que el menos conocido de mi salón y que no tenía amigos, una vez se tiro un gas en mi cara mientras yo estaba en el suelo. Mientras pasaba eso yo seguía pensando en la pérdida de mi antiguo mejor amigo y le trataba de demostrar que tenía amigos y que no me dolía que ya no fuera mi amigo. Tiempo después de aquellos incidentes del golpe en la cabeza una vez me lo encontré en el baño con unas personas de mi clase y yo por hacerme el que no le tenía miedo a nada frente a ellos jaloneé su puerta del baño molestándolo. Cuando salió del baño el me golpeó fuertemente y yo también (nos vio un amigo de mi hermano que posiblemente le dijo a mi hermano y pensé inconsciente mente que el rumor de que era molestado ya no solo era en mi clase sino que se expandía más allá hacia la clase de mi hermano lo cual también me afectaba mucho ya que también siempre quise demostrarle a mi hermano, sus amigos y a mi familia en general que no era molestado y que me tenían algún tipo de respeto, pero ahora me doy cuenta de que ellos siempre supieron lo mal que la pasé. Después de ese incidente en el baño, el chico le pidió al profesor que hablemos los tres y le dijo que yo lo estaba molestando en el baño y yo le dije que me golpeó y que un amigo de mi hermano observó todo y que le dijo a mi hermano y que mi hermano dijo que le pegaría a este chico para protegerme y creo que desde ahí tiene miedo que algo con mi hermano pase (que lo golpee o algo). Algo similar ocurrió anteriormente cuando estaba en primer grado de primaria y unos chicos de segundo me molestaban, yo les dije que mi hermano haría al respecto y desde ahí no me molestaron, incluso me los encontré años después en el taller de ping pong o tenis de mesa del colegio y yo al decirles que era hermano de mi hermano me empezaron a respetar más y empezaron a perder a propósito para que yo gane, lo cual me incomodaba mucho ya que el hecho que la gente finja algo como tratarme bien solo para que mis padres o mi hermano no digan nada o que me tratásen bien solo porque era un niño pequeño siempre me incomodaba mucho porque nunca veía el lado real de la gente. No quise parecer protegido o muy querido cuando escribí lo último, aunque antes si me gustaba llamar la atención con ese tipo de cosas. Volviendo al tema, luego de hablar los tres con el profesor este (al cual le caí pésimo en un futuro) nos dijo que ya no tuviésemos ningún tipo de contacto entre los dos y así fue realmente. Desde ese momento el chico no me ha hecho realmente daño (pero sospecho que ha hablado mal de mi diciendo que realmente no tenía el dinero que aparentaba, siento que decía eso para el quedar como el más adinerado de mi promoción).
Pasaron los días y fue todo yendo más tranquilo hasta que un día escuché que alguien me dijo que si era autista burlándose de mi para encajar en el grupo, lo cuál me alertó bastante porque aquel comentario quedaría mucho tiempo. Desde ese día me puse a reflexionar de por que me dijo aquella cosa. Me preguntaba a mi mismo que si realmente era autista o porque aquella persona se atrevió a hostigarme cuando yo no le había hecho nada malo, pensaba que me veía como un objeto de burla o que no consideraban que tuviese algún tipo de valor (lo cual lo pensé durante mucho tiempo), Luego de unos días me volvieron a decir autista y así sucesivamente, hasta que llegó un punto donde me molestaban masivamente con eso junto con el hecho de que me tiraba gases todo el tiempo lo cual en parte era real pero que no podía controlar y que sentía que era producto del golpe en la cabeza que recibí, lo cual me hacía sentir peor. Y sentí que sufrí más que cualquier adolescente en la misma situación porque además de solo escuchar todo eso, estaba consciente de que aquellas cosas repercutirían en mi personalidad para mal y sentí que mi desarrollo en la pubertad fue deficiente por todo esto (esto es lo que más me duele de todo, que repercutió en mi desarrollo o siento eso). Me siguieron diciendo autista (mi antiguo mejor amigo el cual B me quitó para hacerme sentir mal y hasta sospecho que B haya sido quien le impulsó a decirme autista para que yo sufra viendo como un amigo tan cercano me trate de esa manera) hasta que un día confronté a esa persona que me lo decía y le dije que si me volvía a decir autista le iba a pegar muy fuerte y en ese momento la gente de alrededor empezó a proponer una pelea entre los dos. Pasó, pero me sentía mal porque más gente estaba de su lado que del mío (de mi lado solo habían 3 personas). Empezamos a pelear y estaba ganando hasta que el dijo que paremos porque alguien estaba grabando todo lo ocurrido y yo hambriento por cooperar con alguien de cualquier manera cedí. Desde entonces me pararon de decir autista y empecé a presumir más y más todo lo que tenía a tal punto de que el profesor con el que hable anteriormente le dijo a mi madre que no medía mis palabras y que estas afectban mucho a las personas de mi clase. Aunque habían algunas personas que dudaban si yo realmente tenía todo lo que aparentaba tener habían otras que se sentías tristes por todo lo que mostraba, era como un experto presumiendo, me metía en la mente de las personas para hacerles creer que lo que tenía ellos no lo tendrían jamás (no me juzguen por ello, esto lo hacía porque estaba hambriento de atención por todo lo que me había pasado; ahora quiero hacer sentir a la otra persona más afortunada que yo para que se sienta bien, en otras palabras todo lo contrario a presumir). Fue a principios de este año (luego del golpe) cuando empezaron mis ideas acerca del suicidio, de algunan manera mi madre se enteró y le dijo a mi tía (personaje de vital importancia en el futuro) lo cual empeoró todo las cosas.
Pasó el año y empezó el 2018. En el año nuevo de 2018 fue por estos días cuando me emborraché por primera vez. Fue con mi primo y lo hacía también para llamar la atención de mi familia y para hacerle creer que ya no era aquel chico estudioso de antes y que ya era un poco más rebelde. Pasé esos días en la playa junto a mi familia y siento que me recuperé en esta época del año, sin embargo mi primo me dijo que quise conquistar a su novia de 20 años cuando estaba borracho, lo cual me hizo preguntarme si era raro (al igual cuando me dijeron autista). Aún pienso que si regresará a esa época me sentiría mejor que ahora. Por estas épocas fue cuando mi primo me quiso introducir al mundo de las drogas pero aquí no fue cuando eso pasó. Me emboraché esos días de la playa con mi primo y en año nuevo fui con unos amigos a escalar un cerro cerca de la playa lo cual me sorprendió hasta mí como es que pasó eso ya que todo lo relacionado a tener amigos resultaba algo dificil, pero no imposible para mí. Igual en la playa seguía con algún tipo de complejo ya que no tenía casa (pero si los medios para comprarla) en la playa y no quería que mis amigos sepan eso, además no estaba en la zona más exclusiva de la playa y quería qu emis amigos siempre me vean con lo más exclusivo por lo que igualmente me avergonzaba. Luego de la playa fui a la casa de mi tía que mencioné antes que se enteró por medio de mi madre acerca de mis ideas suicidas. Ese tiempo ahí todo iba relativamente normal en su casa que era bastante grande y que para entonces me gustaba ir ahí. Pero poco a poco me fui dando cuenta que la tía quería aprovecharse de mi mamá haciendo que ella pague por todo, o por lo menos eso queríá hacerme pensar la tía para malograrme la mente. Al principio le fue muy bien su plan, yo estuve pendiente de muchos gastos que ellas tenían y todos mis primos estaban conscientes de eso. En ese entonces estaba obsesionado con el dinero y me molestaba que lo que bien podía ser gastado para mí era gastado para mis primos o para mi tía misma. El año anterior también había ido a su casa y esta vez apenas fui me quitaron mi celular con la escusa de que había mentido en algo mínimo pero la verdadera razón era para que sus hijos no sientan envidia de que tenía el último celular y ellos no. Porque en realidad no tenía ningún sentido que me quitasen el celular solo a mí y a mis primos contemporáneos no. Recién ahora me doy cuenta de todo el maltrato que recibí en ese viaje, por algún motivo ese año la tía pidió exclusivamente que vaya solo yo sin Alonso porque sabría que él de alguna forma me protegería. Ella tenía demasiada envidia de mi porque era más inteligente que sus dos hijos y además como mencioné de pequeño era el amor hecha persona, era extremadamente ordenado y metódico, todo esto lo cual ella quiso destruir para "igualarme" con sus hijos. Años anteriores también iba a su casa y recuerdo que siempre trataban de ridiculizarme entre ellos para hacerme pensar de que era un tonto, porque mi inteligencia a una temprana edad era extremadamente alta lo cual sorprendía a la tía pero ella detectó que no me daba cuenta de lo inteligente que era por lo que trató de hacerme creer de que era un tonto (al igual que mis compañeros en un futuro) hasta que ella se convenza de que se hizo realidad. También recuerdo que en una ocasión mi primo contemporáneo hijo de mi tía me invitó a pasar tiempo en la piscina y me empezó a insultar de la nada diciendo que era un flacucho y que tenía anormalidades en mi cuerpo y que por eso ninguna chica me iba a querer nunca. Lo cuál me duele mucho recordar porque pienso que aquel cosa marcó mi personalidad y desarrollo de mi ser haciéndo que mi subconsciente se crea realmente estas cosas que me decía hasta llevarlas a la realidad. En esa ocasión recuerdo también que me apretaba fuertemente los testículos y no me dejaba salir de su piscina (de tipo inflable, sospecho que todo eso fue plan de mi tía). También me duele recordar esto porque pienso que afectó en mi desarrollo de testosterona y de mis genitales de alguna manera. Solo iba a esa casa a sufrir y lamentablemente yo no decidía si ir o no, mi madre nos obligaba ir. Además ahí me daban comida que no me gustaba siempre, a propósito, para que nunca comiera y me quedará desnutrido, lo cual recordar también me afecta porque afectó en mi crecimiento. Era como que mi tía solo quería verme sufrir por alguna razón. Cuando era más pequeño me orinaba y ella olía los pantalones en frente de mi para comprobar si estaban cochinos y para que yo me de cuenta de que ella sabía que me orinaba y así me sienta mal. Todo lo relacionado a ella es sufrimiento y envidia de su parte. Yo a veces lloraba desesperadamente a mi mamá para que me hable pero ella no me respondía para no quedar mal ante mi tía. Prefería el bienestar de mi tía sobre el mío y aquello me dolía mucho porque no me sentía suficientemente importante, tanto para que una madre prefiera a su hermana por cosas simples por el bienestar de su hijo que estaba llorando. Ahora resulta que cuando estábamos planeando ir a la universidad mi madre prefería tener a mi hermano y a mis dos primos hijos de esta tía en vez de mi ya que su departamento solo contaba con tres dormitorios. Todo lo relacionado a ella me recordaba a sufrimiento.

Empezó el colegio y para mi suerte me tocó con mi mejor amigo (tenía 2) y me cambiaron de clase solo a mi y a otro amigo. Lo cual me pareció bien y mal a la vez porque al solo cambiarme a mi junto a un amigo mío lo tomé como que los profesores estaban consiente de todo lo que sufría (porque lagrimeaba mucho en las clases porque mi hermano me golpeó (la segunda vez que me golpeó me dejó una marca de por vida en mi costilla, se pusieron oscuras en 5 puntos justo donde me agarró con sus dedos fuertemente para llevarme a mi cuarto) para ese entonces en alguna ocasión). También me pareció mal porque pensaba que mis nuevos compañeros se enterarían que me molestaban en la otra sección (sospechaba que los profesores se lo habían dicho porque no estaba acoostumbrado a que me tratasen tan bien (lo cual era el trato normal de una persona a otra. Al principio del año todo parecía ir excelente, me reencontré con buenos amigos de quinto de primaria que eran mis vecinos (pero solo me querían porque era estudioso y se aprovechaban para que los ayude). Incluso los introvertidos me percibían como alguien popular, todo parecía andar bien pero no con el profesor. Este nuevo profesor me odiaba porque una vez cerca de él dije una parodia de su nombre y escuchó que le dije su nombre+bobo (pero no he comprobado que haya escuchado eso). Aquel año fue el mejor relativamente entre los años de secundaria. Empecé a ir a fiestas y al principio todos me trataban bien y yo pensaba que era popular pero en una fiesta me fui con los chicos chéveres y uno de ellos me botó de ahí con un empujón y me dijo que que hacía ahí. Desde ahí siento que nunca pertenecí a ese grupo. Este mismo chico que hizo eso, en mi primera fiesta nos peleamos y yo como quería atención me peleé con él y el ganó. Luego en el baño le dije que mi mi familia salvó la vida de su familia y que el sería la excelencia del colegio porque era un muy buen chico y que me caía muy bien. Pero el pensó que solo le decía eso para que ya no me molestara y porque el ganó la pelea que tuvimos antes. Pero yo en realidad sentía lo que decía. Al igual que él le dije a otros chicos de la fiesta cosas buenas pero el día siguiente todos dijeron por el chat de la promoción lo que hice y desde ahí soy una burla incluso con los nuevos amigos de mi sección. Todo iba bien pero pasaron estas cosas. Y poco a poco todo fue yendo para mal. Hasta que el mismo rechazo que tenía por la otra sección estaba presente en la nueva sección como por arte de magia, porque esta vez no presumía y era muy buena persona y les hacía creer a los demás eso, lo cual era cierto (hacía sentir afortunados a mis compañeros para que se sientan bien para luego revelarles que lo hacía para que se den cuanta de lo buena persona que era). Pasaron los días y fui yendo a más fiestas y poco a poco empecé a confesar borracho lo que sentía en el fondo de mí, todos estos sentimientos que tenía, malos y buenos y algunas de estas confesiones eran que me sentía mal por el pasado y otras quería hacerme pasar por pobre para que la gente no me vea como algo envidiable y algunos terminaron por creerse que en realidad lo era. Y así poco a poco se fue perdiendo el respeto a mi. Sentía que B me había embrujado con mala suerte porque maso menos desde que ya no soy su amigo todo cambió para mal (de ser muy amoroso y adorable a ser despreciado y odiado). Es por eso que busco el punto de vista de otra persona, posiblemente esté exagerando todo. Ese año un día olvidé mi celular en mi cartuchera y de alguna manera sabían mi contraseña y vieron mis fotos whatsapp y todo, para variar tenía chats vergonzosos con mi familia y otros en grupos llamados: cuatro ojos (de mi familia), de pishing (robar tarjetas de crédito y creación de bins), otro grupo que se llamaba amantes del clorox y mis fotos que algunas eran fotos mías sin ropa. Las tres cosas me avergonzaron mucho, con mi familia porque nunca quería que sepan que mi familia se ponía ese nombre tan ridículo, lo segundo porque no quería que sepan que yo teniendo tanto dinero me interesaba robar, el tercero porque amantes del clorox hacía referencia a un tipo de suicidio lo cual transmitía ser un grupo de tristes y lo cuarto por razones obvias (eran fotos mías privadas). Pero lo que más marcó fue lo tercero porque por eso siento que me percibían como un perdedor o triste (luego un compañero me dijo triste gil). Para ese entonces no sabía si me molestaban o eran mis amigos, pero sentía un poco de ambos. Me sentía pésimo al pasar de los días. En una exposición yo solo estaba exponiendo y de la nada me empezaron a molestar con autista de nuevo y con otras cosas, cuando yo no había hecho nada y solo estaba exponiendo (al parecer me escucharon decir algo, de manera de malinterpretar lo que decía, lo cual fue algo muy marcado en el siguiente año 2019). También a finales de ese año dije que la comida de mi mamá (a quién trataba muy mal porque la comparaba con el éxito de mi papá y le decía fracasada como venganza por hacerme sufrir con la tía a propósito) y en eso mi hermano me golpeó fuertemente por segunda vez (la primera vez ocurrió cuando volvía del colegio y le reclamaba por qué le gustaba decir a todo el mundo que estaba divorciada y que no la querían por fea, ese mismo día un compañero mío me dijo que por mi culpa mis padres se divorciaron. Luego de reclamarle a mi mamá llegando a mi casa mi hermano me golpeó fuertemente por primera vez en todas partes del cuerpo. La segunda vez por decirle a mi madre que su comida estaba fea, lo cual no le gustaba a mi hermano porque el quería que nunca dijera nada y siempre me mantuviese sumiso volviéndose el el rey de la casa o pensando el mismo que lo era. Y a mi mantenerme sumiso todo el tiempo me incomodaba mucho y esa vez que dije que la comida de mi mamá estaba fea (un insulto menor) me golpeó muy fuerte y dejó una marca en mis costillas con sus dedos. Esta una de las ocasiones de mi vida que más me ha dolido psicológicamente, pues aparte de golpearme fuertemente sin un fuerte motivo rompió mi celular (que no mencioné que mi padre me lo quitaba todo el tiempo porque él pensaba que yo no tenía amigos y que no me servía para comunicarme con nadie solo me distraía de los estudios, lo cual enserio me dolía que pensara eso). Mi hermano rompió mi celular que para ese entonces era todo lo que tenía. Lo tiró al suelo y dejó de funcionar. Y lo que más me duele es que me castigaron a mi por hacer cosa tan simple como decir que no me gustaba la comida de mi mamá y que la cambie. A el no le hicieron nada todo me lo culparon a mí y lo peor de todo es que mi papá piensa que yo fui quien rompió el celular y no mi hermano. El pensaba que de por tanto enojo yo lo rompí y que no sabía controlar mis emociones. Cosa que no era cierto porque yo en realidad ya estaba aprendiendo a controlarlas. Pero lo pero fue que me quedé sin celular la mayor parte del año lo que me duele recordar ya que justo en esa edad estaba haciendo amigos pero me privaron de aquello quitándome todo medio de comunicación. Pasó el año y yo estaba con un celular mucho menos avanzado del que tenía. Sentía que en las fiestas hacía el ridículo y mi mente de niño de 14 años estaba muy revuelta por todas estas cosas que le pasarían solo a un adulto. La desgracia me invadía en ese entonces. Fue pasando el tiempo hasta que el 23 de noviembre conocí a la chica que me enamoré profundamente por primera vez. Fue en una fiesta y estaba muy muy borracho que empecé a hacer muchas tonterías y conocí a esta chica, una de las mejores cosas que me pasaron en la vida. Ella se acercó a propósito a mi como si sus amigas la hubiesen empujado y empezamos a hablar de su novio que estaba en mi salón de clase. Yo le empecé a decir que ambos no debían estar juntos y que ese chico era bastante fea. Le empecé a coquetear y un amigo me dijo que tenía novio y yo lo insulté diciéndole enano y cosas más. Estuvimos hablando por un tiempo y le pregunté del 1 al 10 cuanto era su novio y ella me dijo 8 y luego le pregunté de mi y me dijo un número alto también 9 o 10. Y en eso la quería besar (para ese entonces me dijo que no había dado mi primer beso). Le dije que no sabía besar y que me enseñe, pero ella no cedió y me dijo que le pida a la chica de al lado. Seguramente ella esperaba que le robara aquel beso. Pero al final se beso con otro y la gente se revolvió porque como tenía novio todos decían que le fue infiel. A mi en ese entonces me pareció muy fea la chica pero en un futuro se convirtió en la chica que me gustó. Le coqueteé porque quería tener algo con cualquier chica y porque estaba muy borracho. Ella luego afirmó que fue la vez en cuando más borracha estuvo y que por eso le fue infiel a su novio. Ella me había escrito anteriormente diciendo que le habían dicho que yo quería algo con su amiga y que me iba a pasar su número y yo quedé extrañado por eso. Anteriormente ya la había visto en algunas fiestas y en una ocasión le hablé preguntándole donde estaba su amiga. En esa fiesta le pedí el número a su amiga y todos me ridiculizaron por alguna razón que desconozco. El día siguiente de la fiesta me escribió diciendo que no se acordaba de que le había dicho y que se lo repitiera. Ella al final me dijo que si recordaba y que solo quería que yo le dijese de nuevo aquellas cosas. La siguiente fiesta la vi pero ni le hablé, ella me saludó tres veces pero solo le respondí con hola con las manos. Se fue temprano de la fiesta. Después no la volví a ver hasta el siguiente año.
submitted by ultimascosas to u/ultimascosas [link] [comments]


2020.11.28 19:00 Alternative-River717 Mi madre con derecho lee mi conversaciones de facebook y me llama puta

Hola de nuevo, como están? adivinen quien volvió a hacer una madre con derecho
Contexto: Yo tenia una pareja que vivía en otro pais, para ocultar su nombre le diremos Rei, yo y Rei nos amábamos mucho y como todo adolescente urgido hacíamos rolees (para los que no sepan que son rolees, El roleo es un elemento decorativo realizado mediante elementos enrollados que se puede disponer, pintados o esculpidos, en capiteles, dinteles, lienzos exteriores de los muros, recubrimientos de monumentos o en manuscritos iluminados, conteniendo fundamentalmente motivos vegetales y, a veces, animales o figuras. ) los nuestros eran muy subidos de tonos, obviamente no enviaba fotos ni nada
Elenco:
MD: mi madre con derecho
H: mi hermana (no tiene protagonismo)
R: Rei
IO: una gachatuber de 46 subs
Historia: Bueno un día estaba en casa después de hacerle una visita a mi papa, hoy no había hablado con R y estaba tranquila, H estaba en mi computadora y revisa mi Facebook encontrando mis mensajes con R y como buena persona chismosa fue a decirle a MD. MD sube a mi habitación y grita
MD: QUE DIABLOS TE PASA MALDITA VULGAR?
IO: ahora que hice?
MD: VEN A BAJO Y MIRA
yo baje y vi a mi hermana con mi Facebook abierto, yo me enoje y les reclame
IO: PORQUE ME HANDAN REVISANDO MIS REDES SOCIALES?
MD: CALLATE, ERES UNA MORBOSA DESCARADA
IO: Primero de una vez te aviso que podría denunciarlas por ingresar a mi Facebook sin mi autorización, segundo ya debiste ver los mensajes y que?
MD: Y QUE? DE SEGURO SI TUVIERAS CAMARA ERES CAPAS DE EMPELOTARTE ENFRENTE DE CUALQUIERA MALDITA PUTA
IO: que diablos te pasa!? acaso tu fuiste una niña religiosa!? porque esa imagen del chiste del vibrador en tu celular es mío?
MD: CALLATE AL MENOS SI VAS A HACER ESO COBRA
eso me enojo mucho y por primera vez me enfrente a ella, le jale del pelo y le metí una cachetada porque mi mama si fuera peor creo que me volvía prostituta
IO: SI FUERA POR TI SERIAS CAPAZ, MALDITA LOCA, PERO YO NO VOY A TERMINAR COMO TU TRABAJANDO EN LA CALLE (por si acaso, ella trabaja vendiendo empanadas, pero apenas le da para comprar lo que necesita y pagar el internet)
me encerré en mi habitación y no la deje dormir conmigo asi que durmio en la pequeña cama de mi hermana, al dia siguiente hable con R
R: hola amor
IO: R tenemos que terminar..
R: P-porque?

IO: Mi madre vio nuestros rolees lemon, me insultó y me dijo prostituta...

R: ......

IO: Perdón Rei...si fuera por mí no lo haría...

R: .....

Estuve llorando durante horas y en vez de que ella me apoyara o algo, me dijo que si quería siguiera pero que pidiera dinero, ¿acaso hice algo malo? Gracias por leer, si quieren usar la historia para un video la pueden subir solo déjenme el link

submitted by Alternative-River717 to padresconderecho [link] [comments]


2020.11.08 07:59 Conscious-Buy4297 Tengo 17 años y he desperdiciado mi adolescencia por algo que escapa totalmente de mi control.

Fui diagnosticado con Klinefelter a los 14 años de edad, un trastorno cromosómico que me causa hipogonadismo. La pubertad nunca llegó para mí, tengo las caderas anchas, ginecomastía severa, un micropene y los testículos anormalmente pequeños. A mis 17 años, sin poder acceder a una terapia de reemplazo de testosterona, me siento como la persona más impotente del mundo. Cuando me veo al espejo estoy avergonzado, soy un hombre, pero no lo sabrías solo al verme, ni al escucharme. He pasado mis últimas semanas navegando por internet, buscando dietas, rutinas aeróbicas para deshacerme de los cúmulos de grasa que me cuelgan del pecho, para perder peso y dejar de lucir como una mujer extremadamente fea y nada de eso me ha dado el más mínimo resultado. Conocí a alguien online que me gusta mucho, pero a cada segundo que pasa no puedo dejar de sentirme como un estorbo en su vida. Porque no soy un hombre, soy un niñito, soy un "eso", soy un trastorno cromosómico, soy un meme, un chiste con cromosomas XXY, una bestia, deforme, un monstruo que tendría que estar en una carpa de circo. No soy nada más que un hijo de una mujer divorciada, que proviene de una familia numerosa, incapaz de trabajar e incapaz de acceder a cualquier tipo de tratamiento que mejore su calidad de vida. Estoy empezando a vomitar, a ejercitarme de más, quiero tener un cuerpo normal, quiero poder darle un hijo a la persona que amo. Quiero ser un adolescente de 17 años con muchos amigos, con un cuerpo normal, con una voz normal, con cromosomas normales. Quisiera desvanecerme y nacer en un cuerpo sano.
submitted by Conscious-Buy4297 to Desahogo [link] [comments]


2020.11.01 19:23 Sadistic_Gentleman El arte del bufón.

Cucurucho el payaso era todo un conocedor de su arte. Con una trayectoria de más de 30 años, sabía leer al publico y provocar una risa autentica tanto en niños como en adultos e incluso en esos insufribles adolescentes que parecían negados a la idea de la felicidad o la risa. Nacido y criado en un circo, pasaba tanto tiempo caracterizado que cuando llegaba el final de la función y se retiraba el maquillaje frente al espejo, su cara le parecía irreal y grotesca. Disfrutaba llamar la atención y hacer todo tipo de gracias. Contaba chistes, hacía malabares y magia. Para otros payasos era liberador quitarse el maquillaje, para el esa era su verdadera cara. El mundo real no estaba a fuera de la carpa, el escenario era su mundo. Su único vicio era entretener a su publico. Las risas y los aplausos lo alimentaban y lo mantenían joven. No recuerda cuando fue que empezó a escuchar las risas, solo recordaba que en un momento dado ya no le permitían dormir. Se levantaba de su catre, en su viejo remolque, se miraba en el espejo del lavabo. Su rostro falso, desprovisto de su piel blanca, roja y azul, la grotesca sonrisa en su cara color carne, sus dientes blancos y sus encías rojas, odiaba verse así. Pero las risas, las risas eran contagiosas. Le estiraban el rostro, hacían que abriera sus ojos desmesuradamente y si se los permitía, le hacían reír. Las primeras noches, Cucurucho se acostaba cubriendo sus oídos con la almohada, tratando de tapar el sonido de las risas. Despues vinieron los días en que no era suficiente, en esas noches, se levantaba y caminaba por las instalaciones, evitando a los otros empleados del circo quienes amparados en la noche, bebían, hablaban, fornicaban o jugaban a las cartas o alguna otra estupidez. No quería que lo vieran y le preguntaran de que demonios se estaba riendo. Entonces se metía en la carpa, las luces estaban apagadas y el escenario estaba vacío y solo se podían distinguir las siluetas de las gradas. Fue muy natural para el ponerse en su puesto de honor. Una vez ahí, cerró sus ojos y continuó escuchando las risas. Eran risas mezcladas, niños y adultos, mujeres, niños, niñas, hombres, ancianos. Era una cacofonía de la hilaridad que se negaba a abandonar su mente. Entonces, la idea surgió natural en su cabeza, hizo una reverencia y agradeció a su publico invisible por sus risas y sus aplausos. Los sonidos sin cuerpo estallaron en aplausos. Se fueron calmando y dejaron de escucharse. En la oscuridad y el silenció, Cucurucho reflexionó y tomó una decisión: Y para mi siguiente acto, dijo con su voz de showman, voy a hacerles un truco de magia. Las voces vitorearon y aplaudieron. Al día siguiente, los empleados que limpiaron encargados de limpiar la carpa, lo encontraron de pie, sonriendo y actuando para un publico invisible al que el bufón le mostraba con un entusiasmo nunca antes visto lo mejor de todo su repertorio. Cucurucho fue llevado a un hospital mental, donde sigue encerrado, haciendo trucos, actuando y contando chistes, día y noche, hasta que el hambre, el agotamiento o sus necesidades le obligan a interrumpir su acto sin fin.
submitted by Sadistic_Gentleman to u/Sadistic_Gentleman [link] [comments]


2020.10.20 23:12 Salchipipe ¿Qué pasa con el resto? El curioso temilla de las redes sociales

Para contextualizar un poco.
Esto es un trabajo que nos pidieron en clases, de escribir un texto discutiendo sobre un tema "polémico" y después publicarlo para ver la reacción. No estoy muy satisfecho con como quedo, pero me parece que dejo en claro lo que quiero decir.
Agradecería cualquier comentario sea a favor o en contra de lo que opino aquí.
***
Creo que muchos estamos de acuerdo en una cosa: Twitter y Reddit son, por decir lo menos, lugares curiosos.
Por supuesto, no está limitado a éstas, pero en ellas parece concentrase un problema por el que muchos han sido atosigados. Podría nombrarse de muchas maneras: fanatismo, justicia social, progresismo, la cultura “woke”, racismo, homofobia, la cámara de ecos, etc.
De todas maneras, no es difícil dar un ejemplo, o hacerse una imagen en la cabeza del problema, incluso si no se tiene un nombre exacto para éste.
Últimamente, ha surgido una oleada de cambio en las redes sociales. Es un cambio que ya estaba viniendo desde hace un par de años, pero da la impresión de que se ha presentado con mucha mayor fuerza recientemente. Pues, ya no se admite el mismo humor, los mismos comentarios, y el mismo pensamiento “egoísta”.
Pongamos algo más específico. Hablemos de los/las “stans” de k-pop. La mayoría ha visto cómo reaccionan, sea como un mero espectador o como una “víctima”, por falta de una palabra mejor. ¿Quién no ha girado los ojos cuando ve las miles y miles de fancams en respuesta a un chiste el cual se acaba clasificando como racista? Pero tal vez alguno se haya hecho una que otra pregunta, en especial: ¿Por qué?
Para algunos, no es difícil de responder. El fanatismo tonto y ciego, simple. Pero creo que igual uno se pregunta cómo es que alguien llega a ese nivel.
Podría decirse que (tomando lo que cierto YouTuber americano dijo) estamos en la época del “fandom”. Es bastante común decir que eres fan de algo, pero el siguiente paso es ser parte del fandom.
Podríamos definir “fandom”, de manera simple, como una comunidad que se forma alrededor de un tipo de media o persona, basado en la apreciación que sienten por el objeto en cuestión. Aquí entran las redes sociales y el internet, pues son plataformas en las que el fandom puede formarse al permitir la interacción con personas que compartan los mismos gustos, incluso si son distantes.
Plataformas como Twitter y Reddit son dos de las más usadas para estos propósitos, o por lo menos son las más sonoras. Reddit está prácticamente diseñado para ello, con la función de los subreddits. Twitter funciona como una red interconectada, miles de cuentas que se siguen mutuamente, o, miles de cuentas siguiendo una en específico.
Aun así, participar en el fandom (compartir de manera relativamente activa con la comunidad que comparte tu gusto) no te convierte en alguien obsesivo, obviamente. A mi parecer, la manera en que alguien se vuelve obsesivo, es porque te identificas íntimamente con ello. O sea, ya no es un gusto, pero es prácticamente parte de tu personalidad.
A veces, directamente es tu personalidad, pues es de todo lo que hablas, de todo lo que comentas, y te agarras a esa única cosa con tanta fuerza que la más mínima crítica hacia ésta es una ofensa. No se puede aceptar una visión negativa del tema, y se cierra a todo pensamiento que difiera demasiado del propio.
En Reddit esto es muy conocido. La idea del subreddit es facilitar la formación de un grupo al crear un “foro”, por así decirlo, donde se limite a la conversación a ciertos temas en específico. Esto puede generar lo que se conoce como “circle jerk”, ocurrente principalmente en aquellos subreddits que se enfocan en una ideología (atheism, por ejemplo). Básicamente, se comparte una opinión que es compartida por todos en el foro, por lo cual se gana un apoyo incondicional, y acaba dando la impresión de que nadie se te opone. Muchos culpan al sistema de votos (upvotes y downvotes), pues así se pueden “ahogar” aquellas opiniones diferentes, pero a mi parecer, incluso si este no existiera, igual ocurriría lo mismo.
Twitter me parece un buen ejemplo. Por supuesto, aquí existen los likes, pero no solo no existen los dislikes, si no que ni siquiera es un sistema de grupos divididos a los cuales eliges unirte. Sólo puedes hacer, en esencia, dos cosas. Seguir a alguien para ver sus tweets en la página principal, o bloquearlo para no ver nada de ellos. Pues, entonces, un fanático jamás verá sus opiniones rebatidas, pues sólo debe bloquear a todos los que no estén de acuerdo con él/ella o los/las que sigue.
Pues esta es la razón por la que se reacciona de manera tan agresiva hacia algo tan simple como un chiste. Por supuesto, esta no es la esencia del problema, pero sí lo que lo solidifica, algo así como el punto de no retorno. Cuando alguien se obsesiona con algo y va a la internet para ver qué piensan los demás, se ve rodeado por opiniones similares, y se crea una ilusión de que están en lo correcto. ¡Tengo miles de personas a mi lado gritando lo mismo que yo! ¡Eso prueba que mi opinión es la más correcta de todas!
Ahora, ¿por qué alguien se obsesiona con algo? ¿Cómo es que se vuelve parte de cómo te muestras, prácticamente parte de tu personalidad? La única manera en que podría responderlo, sería con la experiencia propia, pues en la adolescencia parece nacer el sentimiento de querer pertenecer a algo. Necesitas formarte una opinión del mundo o de una parte de él, y aunque no parezca aparente en primer lugar, apenas se lea, mire, o escuche algo que sugiera una visión del mundo, es más probable que se quede contigo.
Ni siquiera tiene que ser algo profundo, basta que sea algo con lo que te puedas identificar, algo que puedas idolatrar. El hecho de que los cantantes sean tan admirados no es, me parece, por la calidad de sus canciones, pero porque en ellos se ve un ejemplo, una manera de ser. Después, viene la búsqueda de otros similares a uno mismo, la confirmación de que no eres extraño pues miles de personas piensan igual, y finalmente el sellamiento. El sentimiento de querer pertenecer a algo es fuerte. El que haya más personas que se vistan como tú, actúen como tú, piensen igual que tú sobre algo, y que más encima tengan una forma de identidad, diferente a la normalidad de la sociedad, es lo que hace que se vuelva parte de ti, de tu personalidad, por lo menos en los años en que se está creciendo aún. Muchos acaban saliendo de aquellos grupos con sus maneras de ser específicas. Algunos jamás lo hacen.
El hecho de que Reddit y Twitter parezcan infestados es porque es muy fácil recibir aquella confirmación. Reddit tiene su sistema dividido en grupos enfocados, llenos de gente que piensa de manera similar. Twitter ni siquiera está hecho para discusiones, basta con hacer un chiste con tu opinión simplificada metida por ahí para ganar un argumento.
Y esto no sólo se aplica al gusto por un cantante, un show, un juego o una manera de vestirse. ¿Por qué es que vemos tantos adolescentes preocupados por cosas que a muchos otros tal vez jamás se les pasaron por la cabeza? ¿Por qué están tan preocupados por el racismo, la brutalidad policial, los movimientos LGBT y un largo etcétera? ¡Ojo, que no digo que esto sea malo! Pero que no sea malo no significa que deje de ser curioso. La masificación de las redes sociales hace que los jóvenes, buscando un grupo al que pertenecer, acaben encontrando estos movimientos.
Entonces al final, ¿Por qué ocurre todo esto? Creo que se debe a que las redes sociales han facilitado el unirse a un grupo de lo que sea, seguir una causa es muy simple. Lamentablemente, esta misma facilidad acaba haciendo que estas personas se cierren, que nieguen la idea del otro, aquel que no piensa exactamente igual a ellos. Reddit y Twitter parecen estar especialmente formados para ello, a diferencia de redes como Facebook o Instagram.
O tal vez se deba a que sólo uso Reddit y Twitter. Pero, de todas maneras, ¿eso no quita que, en ciertos aspectos, sean irritantes, o si?
submitted by Salchipipe to espanol [link] [comments]


2020.10.02 04:29 lunny_93 Karen provoca un boom de embarazos adolescentes.

Esta es una historia vieja que me conto mamá. Consideren que paso hace +30 años atrás, así que no hay un dialogo exacto, solo se los hechos. Disculpen la historia corta.

Hace décadas atrás mamá era amiga de esta mujer Karen que trabajaba en una farmacia muy concurrida. La mujer comenzó a quejarse un día de que las adolescente en esos tiempos se estaban volviendo muy putas. Porque cada día venía más y más chicas pidiendo una inyección de anticonceptivos. Luego, un día esta Karen le confeso en secreto a mamá que aplicaba inyecciones de suero.
Mamá en principio no le creyó y lo tomo como un chiste. Pasan los meses y la cuñada de mamá (mi tía) que es obstetra le cuenta a mamá que ha habido un boom en consultas sobre embarazos adolescentes. Niñas de entre 14 y 16 años, en una época que estaba muy mal visto el simple hecho de que las mujeres fueran sexualmente activas fuera del matrimonio (así de retrogrado es mi país), así que mucho no se hizo para investigar el asunto. Mamá que no tiene pelo de tonta se dio cuenta que Karen no mentía. Pero tampoco podía realizar una acusación sin más pruebas que un chismoseo de hace meses. Y de todas maneras, ella no haría esa acusación debido a que la familia de karen era muy cercana a la familia de papá, tendría demasiados problemas con los que ella no quería lidiar.
Pasa el tiempo, en todos esos meses Karen sigue inyectando suero e hizo a una de su compañera de trabajo cómplice de este "desquite" con las adolescentes. Lo que karen no se imagino es que su hija iría una tarde en la que su mamá no estaba en el trabajo para recibir una inyección. Al final, la hija de 14 años de karen quedo embarazada.
submitted by lunny_93 to padresconderecho [link] [comments]


2020.09.24 22:16 elementrix_26 Madre con derecho me ataca por no dejar que su hijo gane un combate Pokémon

Historia de fondo:
No me acuerdo cuando sucedió esto pero fue alrededor del 2018 y 2019, como dije en una historia diferente, tenia una nintendo 2ds xl y con eso el Pokémon x y el Pokémon ultra sol, y algunos amigos de la escuela y de la cuadra tenían consola 3ds, xl, 2ds, etc. Y todos también eran fan de pokemon.
Yo por ejemplo soy talvez el 5to más experimentado de Pokémon pues empecé a jugar en el 2016 gracias a que me entere del emulador de GBA My Boy Friend(Q.E.P.D) para celular.
Los demás que me ganan como mi primo tienen un poco más de experiencia que yo. De ahí los demás eran menos experimentados o noob, Entonces coordinamos para hacer un mini torneo para participar y entretenernos.
Ahí es donde entra ND que es conocido como alguien arrogante, superficial, idiota y creído. Que decía que era un experto en Pokémon y que todos nosotros éramos unos noob, El tenia una New 3ds xl y como la de el era "mejor", y su madre lo apoyaba malcriándolo y consintiéndolo. Sinceramente nunca lo había visto jugar así que lo ignore. Hasta que el participo para el torneo en el cual participo alrededor de veinte persona, cada una con una copia de pokemon ultra sol.
Personajes:
Yo: yo
Pr: mi primo.
Nd: niño idiota
A: amigos.
Md: madre idiota del niño idiota.
P: policías.
Historia:
Entonces unos días antes del torneo que íbamos a tener, estaba desvelándome planeando estrategia y formas de hacer counter a cada equipo Pokémon que me puedan sacar. Llega el día del torneo y cada uno de nosotros damos dinero y el ganador se lleva todo lo que pusimos(que era alrededor de 20$ cada uno) y luego ponemos nuestros nombres y dejar a la suerte. Estábamos en la casa de un amigo que tenia una muy buena señal de internet y su hermano mayor era el arbitro, y otros niños e adolescentes vinieron para ver el torneo.
Y para mi perfecta suerte me toca con casi los mejores e incluso con los que tenían más experiencia y al Nd le toca con los que casi no tiene experiencia o son noob, pero bueno, entonces cada uno de nosotros comienza a jugar contra su oponente, debo decir que fueron los combates más complicados que e tenido, casi pierdo uno que otro combate, pero si que valió la pena desvelándome para crear estrategias lo cual me sirvió mucho, el combate fue con Matías, el cual era el mejor de todos, fue un combate arduo pero le gane de ultimo momento con un critical hit, y vino el combate de Nd que llego a la final.
Estaba nervioso pues nunca lo había visto jugar, entonces en ves de jugar VGC nos decidimos por combate individual. Yo ya tenia a mi equipo listo y cualquier estrategia lista y cuando comienza el combate... Debo decir que nunca estuve tan decepcionado en mi vida, era un total noob, no sabía como había llegado a la final, su equipo de tres estaba conformado por un: Landorus-T, Un Dragonite y Un Garchomp. Cualquier experimentado de pokemon sabrá el error que cometió y para el que no, pues estos pokemon por si solos son muy buenos, pero ambos flaquean ante un pokemon de tipo hielo y a eso agrégale que tenia un equipo de granizo con un Ninetales-A(tipo hielo y hada), ya se harán a la idea de la masacre que fue ese primer combate, el segundo combate no fue la excepción, Su equipo de tres fue: Abomasnow(sin mega), un Scizor(con mega), y un Ferrothorn. Y en mi equipo como el primer Pokémon tenia a Charizard(con la mega Y). El comienza con Abomasnow e invocando su clima y yo fácilmente se lo quito con la mega Y y poniendo el día soleado y bajándome a su equipo con un gran lanzallamas, ni su mega Scizor pudo conmigo y el tercero no me acuerdo que equipo tuvo pero igual lo derrote y con eso gane, todos estábamos celebrando hasta que Nd interrumpe.
Nd: Traposo, eres un tramposo o hacker de mierda!!
Yo: Que fundamento o base tienes para decir eso?
Nd: Que yo soy mejor que todos ustedes, así que dame el premio, lo merezco.
Intenta llevarse el dinero pero Pr lo aparta.
Pr: No molestes, el te gano justamente, otra cosa que eso de que eres un "experto" te lo creas tu, pues tu equipo era malo.
Nd: Yo soy el mejor así que dámelo!! Tu sabes quien es mi padre?!?!( cabe decir que su madre era soltera)
Yo: No y dudo mucho que tu o tu madre también lo sepan.(un sonido de OHH de fondo)
y el dueño de la casa lo vota a patadas de su casa y me dan el premio y entonces salimos de la casa contando sus combates, etc. Y luego alguien me agarra bruscamente del hombro.
Md: Oye, por que hiciste trampa?!?!
Yo: Perdone??!!
Md: mi hijo es el mejor en ese juego, es imposible que pierda así que dale ese premio ahora!!
Pr: A usted no se le da nada!!
Md: Dámelo niño tonto adoptado, de seguro tus padres no te quieren(cabe decir que no soy adoptado y vivo con mis padres biológicos).
Yo(siguiéndole el chiste): Prefiero ser adoptado y que una familia me haya querido para estar aquí ahora, que ser el resultado de una noche de alcoholo y drogas y de sexo sin condón con el primero que veas como la zorra que eres, ah de un aborto fallido!!(otro sonido de OHOHOH)
Md: me las vas a pagar!!
Entonces Md Literalmente se lanza hacia mi y la esquivo por poco y termina derribando la cerca de un vecino que era conocido por ser un veterano de la guerra y tener un perro bravo con la gente abusiva. Y el perro que no estaba encadenado sale corriendo hacia md y le termina mordiendo y el vecino que estaba en la casa, sale de su casa con un rifle y la md se levanta para atacarnos pero el vecino la detiene y mientras la apunta llama a la policía.
La Policía llega:
P: Haber, díganme que está pasando?
Md: Estos mocosos me atacaron y me robaron mi dinero y este viejo me quiere matar!!
Nd: Esto es cierto oficial, arréstelos y quiero sus consolas malas para mi.
Pr: Si estas consolas son malas como tu dices para que las quieres.
Nd se calla.
P: haber jóvenes, su versión?
Damos nuestra versión y A dicen:
A: Oficial, grabamos todos con las consolas.
Md y nd se ponen blancos, P se lleva a Md y nd a la comisaria.
MD tuvo que pagar la cerca del vecino y pagarnos una comisión y una orden de alejamiento y como nuestras casa literalmente estaban al lado se tuvieron que mudar, no si antes tirarles tomates y huevos al auto de md cuando se iba de la cuadra para siempre y celebrábamos.
Lo siento si fue algo corta, ojala les haya gustado.
FIN.
submitted by elementrix_26 to padresconderecho [link] [comments]


2020.09.08 04:25 XxOther_sidexX SOY FELIZ?

NO LO SE?
Siempre me e preguntado me e preguntado por que simplemente no soy feliz , no e tenido una mala vida , siempre e tenido que comer y una estabilidad económica decente pero es como si esta sociedad castigara el no ser feliz , satanizan la infelicidad como si quisieran hacer que esta no exista cuando esta está allí , no entiendo , que e echo yo para estar triste , pero tampoco e tenido razones para estar feliz.
desde mi niñes siempre e sido una persona que por así decirlo "no encajaba en el margen"(o amenos el impuesto) ; nunca me gusto salir a jugar con los demás niños , me parecía estúpida la idea de revolcarme y jugar aunque no entendía el porque.
nunca me importo demasiado nada pero si me hacían enojar varias cosas , era arisco y odiaba la escuela , claro por que si eres "relativamente "diferente" y no te gusta hacer estupideces como los demás eres un raro y te bullean mas si dabas algo de miedo.
lamentablemente en ese tiempo ya tenia una clara idea de la soledad aunque no la miraba ni la miro ahora con malos ojos , es como si las personas pensaran que la soledad es una especie de enfermedad mental que tienes que aparentar no tener cuando solo es que disfrutas de tu propia compañía y yo siendo el único hijo en ese entonces acostumbraba a jugar solo (al parecer raro para los demás).
La cosa es que aunque me riera de ves en cuando o algo me hiciera reír no significaba que estuviera feliz de echo no podría contar cuentas veces e estado feliz realmente ya que ni siquiera ahora se bien lo que significa ; si es la idealización popular de reírte por todo como un estúpido o la idea no menos absurda que tiene unos adolescentes tontos que desperdician su tiempo con drogas recreativas las cueles ni siquiera saben a ciencia cierta si de verdad las necesitan.
ahora mismo solo puedo decir que no soy feliz , es mas como una sensación de vació la cual e logrado experimentar en el transcurso de los años.
saber si eres feliz es mas difícil que saber si estas tirite ya que si estas triste hay mecanismos que lo revelan (como llorar , temblar , etc) pero saber si estas feliz? , puedes reírte por un chiste o alegrarte por un regalo no hará que seas feliz todo el tiempo , o si en primera eso te hizo feliz y no simplemente te emociono por unas cuantas horas?.
saben simplemente pienso que es solo un sentimiento de vació , no saber que pasa , incluso para algunos (yo incluido) es difícil relacionarse con los demás ya que de algo que haga alegrarse a todos en un grupo a ti simplemente no te causa gracia , o alguna opinión tuya es una atrocidad para ellos y sus ídolos que solo suben la parte bonita de su vida a Internet , pero lamentablemente ser humano no significa ser feliz , el ser humano también es un animal y así como otro animal siempre seguimos instintos vagos de supervivencia como el vivir en grupo o temer a lo diferente ya que en la antigüedad quien confiaba o abrasaba estas ideas tenia mas posibilidades de morir , pero en esta era donde ya no se corre para sobrevivir y no se casa para comer , sino que se tiene que entregar a tiempo un trabajo y ganar un salario para subsistir ya se pueden aceptar estas ideas tan burdas para la mayoría de las personas que vivieron así y nacieron con instintos que repudian eso obviamente los rechazan ; y que hacen con las personas que lo han aceptado? , repudiarlos.
lamentablemente toda esta idea de miedo ala infelicidad a sido potenciado por el idealismo de parte de las redes sociales. esto no va a cambiar en mucho tiempo , si no es que nunca pero lamentablemente esto no responde mi pregunta y solo engrandece mis dudas , por que no soy feliz?.
Bueno solo puedo decir que para mi lamento no se si encontrare la felicidad o si en primera existe esta y no es la idea errónea de que un momento de alegría se intente hacer un edén de momentos felices continuos cuando el mundo es variable y no una linea recta ya escrita.
Siendo sincero solo espero poder subsistir como me lo indican los instintos dentro de mi cabeza ya que no se si seré feliz o siga con este vació hasta que muera.
Guillermo V.C
submitted by XxOther_sidexX to u/XxOther_sidexX [link] [comments]


2020.08.16 08:21 Samus_ Resumen de r/Uruguay - 2020-08-08

Cuánto demora el trámite de homologación en la URSEC? 23 comentarios (1 nuevo)
No vengo a mangear encuesta, pero la duda existencia que tengo es: Cúal es el mejor alfajor??? 19 comentarios (1 nuevo)
Uruguay, desde el punto de vista de un migrante. 114 comentarios (1 nuevo)
Tips para concentrarse? 20 comentarios (3 nuevos)
Qué me recomiendan dp de haber descubierto (y terminado) Bojack Horseman ? 58 comentarios (2 nuevos)
Beatriz Argimón presentó la “penalización por maternidad” como reivindicación feminista en el Senado la diaria 72 comentarios (1 nuevo)
Comercio del Cordón vendía alimentos vencidos y en mal estado 14 comentarios (2 nuevos)
Somos del tercer mundo? 21 comentarios (8 nuevos)
¿Como se escribe? 32 comentarios (1 nuevo)
Fumar marihuana no es bueno para tu corazón, según un estudio 30 comentarios (1 nuevo)
Manini, no podés decir eso si tenés el culo sucio 3 comentarios (1 nuevo)
Los antipasta. 51 comentarios (2 nuevos)
Qué opinan de la carrera de Medicina? 28 comentarios (2 nuevos)
Confiesen sus placeres culposos 34 comentarios (2 nuevos)
¿No les resulta confuso el mensaje del afiche? 40 comentarios (3 nuevos)
Wainstein: Atacar a artistas por sus elecciones políticas es “de índole fascista” 21 comentarios (1 nuevo)
Recuerden mantener la distancia social 13 comentarios (1 nuevo)
¿Cuál es el mejor café de máquina? 10 comentarios (1 nuevo)
Alguien de BARROS BLANCOS? Que chip de telefono tenes? 20 comentarios (3 nuevos)
Ayuda con armado PC para trading (gamer) 8 comentarios (1 nuevo)
Poster del primer mundial 7 comentarios (2 nuevos)
Qué cosas hacian antes que ahora ya no? 13 comentarios (6 nuevos)
12 Proyectos Greenfield con mayores montos de inversión extranjera directa en Uruguay para el período 2018 -2020, según infograma publicado en la última edición de Revista Forestal 5 comentarios (2 nuevos)
La carta de un argentino al presidente de Uruguay: “¿Tienen algún plan de contingencia para acoger una segura masiva inmigración productiva?” 34 comentarios (4 nuevos)
Cuál es la mejor arte marcial/defensa personal para aprender en caso de tener problemas en la vida real? y en qué lugares ir a aprender ya sea en Montevideo o en Canelones. 36 comentarios (5 nuevos)
Justicia falló a favor de Uruguay en el multimillonario juicio por Aratirí 77 comentarios (32 nuevos)
Orientacion mas piola 39 comentarios (3 nuevos)
¿Alguien sabe dónde conseguir algún skate barato? 21 comentarios (2 nuevos)
Finalmente apareció Manuel Oribe. 17 comentarios (1 nuevo)
Beca para estudiar en el extranjero 8 comentarios (4 nuevos)
Profesiones con más salida laboral 17 comentarios (2 nuevos)
Necesito ayuda para encontrar libros en español uruguayo (Post en inglés) 13 comentarios (1 nuevo)
¿A alguien le pasó dejar de estudiar por un tiempo y olvidarse de casi todo? 19 comentarios (5 nuevos)
Papel Rosado 8 comentarios (1 nuevo)
Tras quince años deshabitada, hoy la residencia presidencial vuelve albergar a una familia 39 comentarios (12 nuevos)
En Facebook "Susanita Pastelería" acaba de hacer este encargue. 15 comentarios (9 nuevos)
Nacho Obes / Show must go on / Queen. 4 comentarios (1 nuevo)
Estos son los famosos "antipasta" de la Ciudad Vieja? 6 comentarios (4 nuevos)
Estimando el sueldo promedio en un desarrollador en mdeo segun la hora 6 comentarios (3 nuevos)
No sé que decir... eh... ACHICORIA!!! 8 comentarios (1 nuevo)
Representación de la explosión en Beirut si hubiese ocurrido en Montevideo. 51 comentarios (33 nuevos)
Hice esto burice 10 comentarios (5 nuevos)
Las 4 estaciones 18 comentarios (13 nuevos)
Hablando de telos y hoteles en un post esta semana, me salió esta publicidad del hotel que mencioné. 50 USD la noche con tremendo desayuno. Haganla bien y sorprendan a su pareja en vez del telo. De nada. 7 comentarios (2 nuevos)
Acá está el inodoro que habla 10 comentarios (7 nuevos)
En qué invertir ahorros. 7 comentarios (5 nuevos)
Sartori a Vázquez: "Parece irónico escuchar consejos" de quien "ha perdido más de 55 mil puestos de trabajo" 13 comentarios (10 nuevos)
Hice una Animacion Parodia de Hora de Aventura 100% industria uruguaya patrocinada por conaprole 7 comentarios (7 nuevos)
Viernes de anécdotas. 5 comentarios (5 nuevos)
Cepal señala a Uruguay como el país de América Latina que realizó menos esfuerzos para amortiguar la crisis económica - M24 44 comentarios (44 nuevos)
Atención candidatos a Intendente de Montevideo: ¿quién promete instalar una línea de estos taxis con trayecto Cerro - Puerto? 7 comentarios (7 nuevos)
Cara de Esnórquel 32 comentarios (32 nuevos)
Nueva regulación para el cannabis permitirá exportar unos US$ 80 millones 12 comentarios (12 nuevos)
Gobierno busca acuerdo multipartidario para que uruguayos demanden más electricidad 49 comentarios (49 nuevos)
Tinder para Uruguayos 0 comentarios
Aratirí: así empezó todo 36 comentarios (36 nuevos)
Sueldo de los desarrolladores de reddit y fing 20 comentarios (20 nuevos)
Preparación psicológica al estudiar 17 comentarios (17 nuevos)
Senador Lozano criticó accionar de Perciballe en procesamiento de militar 48 años después 7 comentarios (7 nuevos)
GASTRONOMÍA "Ha habido mucho cambio de hábito en Uruguay" 0 comentarios
El chiquitaje cada vez más presente 19 comentarios (19 nuevos)
Gobierno busca cómo aprovechar excedentes de energía eléctrica por US$ 138 millones 9 comentarios (9 nuevos)
How Uruguay fell in love with medical cannabis 0 comentarios
Yo se que los post de política son lo peor del sub pero por el meme nomás, como harían uno de estos con uruguay? 5 comentarios (5 nuevos)
Muy contento de que se haya excluido. Ahora lo mismo para la UDELAR. 6 comentarios (6 nuevos)
Coñac coñac coñac [Escena Completa] 9 comentarios (9 nuevos)
A COOPERATIVE STORY N° 12, BARRIO SUR, MONTEVIDEO, URUGUAY 1 comentario (1 nuevo)
Condena con prisión para mujer que prostituía a sus tres hijas 11 comentarios (11 nuevos)
People and fútbol 20 comentarios (20 nuevos)
¿Cuáles son los productos con más demanda para vender por instagram? 10 comentarios (10 nuevos)
Ahora podremos contrabandear en paz 🙏🏻 0 comentarios
Cómo asociar cuenta bancaria con PayPal? 5 comentarios (5 nuevos)
Alguien tiene número de contacto o e-mail del Escuadrón Antipasta? Porque La Blanqueada se me está llenando de pastosos. 14 comentarios (14 nuevos)
No les parece que hay algo raro con el tema de la nacionalidad de Gardel?. 27 comentarios (27 nuevos)
El uruguayo Mario D'Amico es el encargado de recuperar el órgano de Notre Dame 2 comentarios (2 nuevos)
LAS ACTAS PARLAMENTARIAS SOBRE LOS ASESINATOS DE MICHELINI Y GUTIÉRREZ RUIZ. El cóndor con nuevas alas 4 comentarios (4 nuevos)
Canal INFORMA#RobertoPagola 4 comentarios (4 nuevos)
Tuit de Bordaberry sobre la controversia de Aratirí 52 comentarios (52 nuevos)
Háganse un subreddit de uruguayos libertarios 25 comentarios (25 nuevos)
Háganse un subreddit de uruguayos libertarios 2 comentarios (2 nuevos)
no lo pude evitar 5 comentarios (5 nuevos)
Imputaron a un adolescente de 16 años por el homicidio del sargento Jorge Martínez 20 comentarios (20 nuevos)
Mejores canciones para escuchar re loco 27 comentarios (27 nuevos)
Alfie 0 comentarios
Qué cosas nos “duelen” a nosotros los Uruguayos aunque nos cueste aceptarlas?. 21 comentarios (21 nuevos)
No lo note la primera vez que lo leí. 43 comentarios (43 nuevos)
¿Cuál es el chiste de la yerba con cannabis? 6 comentarios (6 nuevos)
El que hizo esto es muy creativo 2 comentarios (2 nuevos)
Alguien sabe por qué está todo este campo vacío en Malvin Norte? Todo ese espacio verde no lo podrían usar para algo? 29 comentarios (29 nuevos)
¿Hay personas no binarias en Uruguay? 29 comentarios (29 nuevos)
Como te digo una cosa te digo la otra. 5 comentarios (5 nuevos)
Puglia Dies 21 comentarios (21 nuevos)
burn puglia burn 0 comentarios
Pedidos Ya Atención al Cliente? 0 comentarios
Se incautaron más de 400 cajas de medicamentos no autorizados en ferias de Las Piedras 0 comentarios
¿Experiencias con Geely Uruguay? 15 comentarios (15 nuevos)
Fnal 0 comentarios
FYAL 0 comentarios
FYAQ 1 comentario (1 nuevo)
RIP el merengue 0 comentarios
La carta de un argentino al presidente de Uruguay: “¿Tienen algún plan de contingencia para acoger una segura masiva inmigración productiva?” 0 comentarios
Video filtrado de Puglia 0 comentarios
Tienen algún usuario favorito o del cual esperen sus comentarios? 10 comentarios (10 nuevos)
La mía te sirve? 3 comentarios (3 nuevos)
Pesas 5 comentarios (5 nuevos)
Uruguayos, ustedes creen en el amor? 9 comentarios (9 nuevos)
Puglia's ending 1 comentario (1 nuevo)
¿Les gustan las riñoneras? 5 comentarios (5 nuevos)
El uruguayo es más humilde - atte: un uruguayo 1 comentario (1 nuevo)
Ayuda con reducción de daño 3 comentarios (3 nuevos)
2020-08-07 07:00 - 2020-08-08 07:00
submitted by Samus_ to ResumenDeUruguay [link] [comments]


2020.08.12 22:35 -Sigmund-Freud- Ví One Piece bien marihuanote

Siempre había querido ver One Piece, pero tanto comentario negativo y burlas me hicieron desistir.
Ayer sin nada que hacer se me pasó un poco la mano al fumarle y ya andaba yo viendo a Dios, pero pues se me ocurrió ver One Piece y fue una experiencia muy chingona.
No quiero decir que One Piece es un anime muy profundo o algo parecido, pero en el viaje note que los diálogos van acompañados de cierta complejidad, además que están muy acordé a las acciones físicas de los personajes.
Tampoco puedo dejar a un lado las risas que me avente con tanta mamada que dicen o hacen, cosa muy rara pues por lo general un anime no me causa risa, se me hacen chistes muy equis, pero en esta ocasión si están bien pinches pensadas las mamadas que dicen.
Desde mi punto de vista, One Piece no es un anime para niños, incluso tiene muchas cosas que un adolescente ni siquiera notaría. Para mí, esta madre es para morros de 17/18 para arriba.
submitted by -Sigmund-Freud- to animexico [link] [comments]


2020.08.01 05:57 vicvegajuas_36 Aquellas veces que vi a la muerte.

Supongo que para estar al borde de llegar al 20% de mi vida (suponiendo que no muera antes de los 80) la muerte ha estado muy presente en mi corta vida. Tengo 5 "historias" que creo que valen la pena contar. En cada una el miedo estaba presente, y más que nada en la última. Pero empecemos por el principio.
Si no mal recuerdo, la primera experiencia que tuve fue con algún pez. Siempre he sido un fan de la acuariofilia. Obviamente que a mi temprana edad de 3 o 4 años no podía meter mano en la pecera, ese era un asunto más de mis padres. Pero era el que más la miraba. Vaya, que mi vista estaba perdida en ese tanque lleno de peces coloridos y hermosos. Y sin venir a cuento, miro por donde la vista usualmente no llega, y ahí está... Un pez que le han arrancado la cabeza mientras es devorado por los demás. Por aquellos compañeros con los que compartió su vida. No sabía muy bien qué pasaba, así que lo trataba de ignorar, aun cuando me daba cierto disgusto.
Pero eso solo fue el principio. Me gustaría que, en beneficio de la narrativa pudiera ir subiendo las cosas poco a poco, pero la vida no me dejó. Mi siguiente experiencia fue no un peldaño más arriba, sino un piso.
Vacaciones, en algún punto entre 2009 y 2011. Un pariente lejano fue asesinado a tiros. Yo no sabía quién era, ni siquiera a que familiares debería apuntar la mirada para medianamente comprender a quienes estábamos yendo a visitar al otro lado de país. Un viaje en carretera sorprendentemente divertido de unas 7 horas fue lo primero que me tocó. Hasta hubo una "canción de viaje" (Vuela Vuela, de Magneto. Aunque estoy seguro que realmente me estoy equivocando). Vamos, que por al menos un rato, todo parecía un viaje de vacaciones. Hasta que llegamos a una parte donde un cartel verde enorme anunciaba en una forma medio tenebrosa el nombre de aquel pueblo. Recuerdo que, casi de forma automática, apagaron la música. Pregunté el por qué, y la respuesta fue "Respeto al muerto"
No creo que pueda entender, incluso aun hoy en día el porqué de eso. No creo que ningún muerto pierda el tiempo en ir a regañarte, gritando "¡Apaga tu puta música, o no me muero!" Da igual.
Y la duda en mí no paró. Llegamos a la casa de esas personas una hora después. Me quedé pensando si el muerto me estaba oyendo. Y en el momento que una nota saliera del auto, reviviría o algo. Llegamos a la casa de la madre de este chico, todo era lúgubre. En este hermoso país (México), la muerte es diferente en cada lugar. Hay algunos que celebran casi de forma literal, va medio pueblo, tiran cohetes, sirven comida... y en otros es más ligero. Entierra y vámonos. Esa vez, era lo primero. Dios, pero vaya que era raro. Medio mundo estaba pálido. La madre del chico no la recuerdo mucho, pero era la que mejor se lo tomaba por lo que podía ver. Y ahí estuve, preguntándome si debía estar triste, o normal por una persona que ni siquiera sabía cómo era su cara, pero cuyo cuerpo en medio de la casa, guardado en una caja blanca. (y la vida me enseñaría, casi una década después de lo mal que estaba en sentirme "normal" ante la muerte de un desconocido, pero en un momento vamos a eso)
Siguiente día. Toda la familia está con mejor "ánimo". Era hora de llevar el cuerpo. Llegamos al cementerio, y nosotros nos mantenemos alejados del lugar de la familia. Y la madre, abrió el cajón, miró el cadáver, lloró, y lo cerró. Fue algo corto. Pero mi mente me ponía esa morbosidad de querer ver el cuerpo. Pensaba que aún tenía agujeros, o que estaría sangrando. Cierran finalmente ese cajón, y con una grúa, en un hoyo probablemente hecho en la madrugada, metieron el cajón. Ahí pasaron muchas cosas que pude comprender a medias. Alguien se tira a ese hoyo, lleva una especie de jícara con lo que creo que eran gusanos, y los coloca dentro del ataúd, abriéndolo lo justo para meter eso. Después, a todos nos dan una rosa. Aun me pregunto qué estaba pasando por mi cabeza, pero sentía que era un juego. Quien pudiera tirarla en el mero centro del cajón, ganaba. ¿Por? No lo sé, ideas retorcidas de un niño. Y se acabó. Cuando nos largamos de ahí, ya en la noche, me puse un poco feliz.
Al fin podía escuchar música de nuevo.
El tiempo pasó, e ignorando a la muerte de un perro que convivió con nosotros menos de una semana, y uno que otro pez... todo estaba tranquilo.
Lo más cercano que llegué a ver a eso, fueron mis propios intentos de matarme. No, nunca fue nada peligroso, pero supongo que estuve cerca. Lo peor que me pasó es que me drogué con unas pastillas que ni siquiera sabía para qué eran. Y, ahora que lo pienso, diablos. Tenía unos 9 años cuando eso pasó. En ese momento estaba mal, pero no sé qué me llevó a pensar a hacer eso. Supongo que la idea de que jodería a todos haciendo que no pudieran escuchar música por semanas jeje. Y lo peor no me llegaría, eso sería para la secundaria. Pero eso ya es harina de otro costal, otro costal feo y enorme.
Mi abuela falleció a la mitad de la secundaria. No te engañaré, era una persona que amaba mucho. No solo por la gran persona que era, si no por su relación conmigo. Vamos, que era el nieto preferido (de entre unos 15) y era un honor. Más que nada creo que porque éramos amigos. Buenos amigos...
Todo fue repentino. Esteba en el cine junto a mi papá en una noche de jueves, viendo el estreno de "Star wars: Los ultimos jedi", y mi madre le habla a mi padre. Me dice con cierta tranquilidad que mi abuela está mal, y si deberíamos salirnos e ir a verla. Pero su tono de voz era muy casual. Demasiado... No era la primera vez que ella se ponía mal. Venga, que ya llevaba 85 primaveras. Así que le dije que mejor la buscaríamos mañana.
Viernes. Es un día espectacularmente feliz. Tenía mi clase favorita, a mis amigos, y simplemente era el hecho de ser viernes. Pero a la salida veo a mi madre, vestida de negro. La saludo, y la noto muy seria. Mi primera pregunta, era como estaba mi abuela. No hay respuesta. Insisto. No hay respuesta. Me enojo un poco, y tratando de dejar de lado ese pensamiento que estaba dominando mi cerebro le pregunto una vez más. Todos los hijos conocemos a ese lado inusual de nuestros padres, aquel lado frio e incómodo. Y ese lado se manifestó al decirme que me diría en el auto.
Y sentado, un poco mareado y con mi corazón desbocándose fue como me enteré que mi abuela había muerto. Trataron de decirme de una forma dulce, pero creo que fue para peor. La verdad, fue todo muy triste al principio. Y fue por un par de años la vez que más miedo pasé. Llegar a una funeraria, y entrar a aquella sala privada, con mis familiares llorando y vestidos de nuevo de negro.
Pero cuando el miedo llegó sin avisar, fue cuando mi madre me obligó a ver al cadáver de mi abuela. Me resistí. No quería. Definitivamente no. Pero, una cuestión de religión, o, quizás la necesidad de que yo también sufriera lo que todos pasaban, tuve que verla tras ese cristal. Y ahí estaba. No sé qué decir realmente sobre esto. Se veía en paz al fin. Y eso era un poco reconfortante.
Las horas pasaron, y más gente llegaba. Hubo un rezo, en la última noche. No aguante. No, no podía soportar estar por media hora rogando porque el alma de mi abuela no fuera al purgatorio. Era algo horrible. Y, con todo respeto a la gente que cree en dios, todo aquello fue una de las razones por las que hoy en día me considero agnóstico. Ese tiempo durante el largo rezo fue horrible. No me sentía "agarrado" por dios. Me sentía simplemente abandonado, rezándole al aire por el alma de una persona que en vida fue un pan de... dios.
Pero llegó el siguiente día. Al entierro llegaron, al menos creo yo, más de 70 personas. Ahí me di cuenta de una cosa. Por más triste que fuera la cosa, mi abuela tuvo 85 años para hacer lo que quisiera con su vida. Y se veía reflejado en la cara de los demás. Más de 70 personas, deprimidas por la partida de una persona así. Y ahí... ahí más que nada empecé a sentir respeto. Su tiempo en esta tierra había terminado, pero la había usado para ser una gran persona. Y para sacar a adelante a los demás. Y, cuando la enterraron encima de mi abuelo, quien se había adelantado hacía más de 18 años, si, estaba llorando... pero al mismo tiempo no podía sentirme tan orgulloso y suertudo de haber compartido una buena parte de mi vida con alguien así.
Al menos yo sí... porque mis tíos... tremendos bastardos. Me reía de los chistes de los terrenos de la abuela, pero santo dios. No creía que en menos de 72 horas tras estar bajo el suelo, mis familiares mostrarían su verdadera... saña.
Cuando la navidad llegó, la familia estaba destrozada. Y no tenía miedo de que jamás nos veríamos de nuevo. De hecho... me sentía tranquilo al entender lo pendejos y roñosos que eran.
La muerte quiso divertirse una vez más. Y, en menos de un año, se llevó al tío más veterano. No habría pasado un mes de la muerte de mi abuela cuando el cáncer llegó.
Él fue una buena persona durante 60 de sus 61 años vividos. Pero cambió. No sé si culpar a algo en específico. Pero simplemente, algo salió de él. La verdad es que no me daría miedo decir que fue un poco cabrón un par de meses antes de la tragedia. Pero es lo que hay con la muerte. Y mi tío, mi tío sabía cuándo moriría. No creo que estuviera listo para ver a la muerte de frente los primeros meses (de ahí porque se convirtió en un cabrón), pero al final, él y su familia lo aceptaron. Y, la vida, como queriendo jugar con nosotros, de nuevo nos informó con una llamada mientras que estábamos viendo una película, de que estaba grave. Pero al menos esta vez, estábamos seguros de que "eso" pasaría.
Supongo que la historia se repite en gran parte. De nuevo entre a una funeraria llena de gente llorando, y de nuevo me obligaron a ver su cadáver. Si, se veía muy diferente a aquel tío que conocí en las reuniones familiares, fiestas y quien había sido la primera persona en darme dinero por trabajar.
No me sentía tan mal. De hecho, me sentía mal por no sentirme mal. Y peor aún me sentía porque me reí en su funeral. Estaba con una buena amiga, y la verdad, solo tratamos de animarnos un poco. No, no me burlaba de él. Si no, solo trataba de buscarle la irreverencia a todo esto. Además, si no lo hacía, mi ansiedad me mataría. No soporto los funerales. Es un NO para mí. Ese rollo de tener un cadáver rodeado de gente me parece medio diabólico. Más para ser algo usual en la religión. Aquí solo puedo decir que me sentí... triste de nuevo. Pero, también un poco... ¿agradecido? Por el hecho de que dejó de sufrir. Y, eso siempre es bueno.
Pero nada me prepararía para ver la transformación de la muerte en carne propia.
Pasaron 2 años. Y finalmente estaba en la preparatoria. No me iba mal. Me sentía en un lugar donde, aunque aún estaba la inmadurez clásica de adolescente, no todos eran unos sínicos de morondanga. Las personas que odiaba se habían ido, y aquellos que no, pareció que el hecho de que los "malotes" dejarán el colegio, les había dado la libertad para actuar como eran realmente.
Llega el día. Viernes, última clase. Aquel maestro de Física que era apodado de forma cariñosa como "Frozono" por su aspecto ridículamente parecido al personaje de Pixar dejó un proyecto:
Ir a un parque de atracciones y hacer los cálculos para medir cuanta velocidad hace un juego.
¿Sencillo, no?
Además, iría con mi equipo de física. Sería la primera vez que saldría con mis amigos un día entero por decisión propia (bueno, obligada por un maestro solo un poco).
Sentí un poco como si creciera. Que ya estaba haciéndome el "adulto" (con 14 años...)
Y llegó el sábado. Inclusive me levanté temprano ese día. Salí con mi madre y llegué al lugar donde debíamos ir. Y los encontré en la mera entrada. Nos saludamos, reímos y entramos... sin saber que habíamos entrado en una ruleta rusa de 20 personas.
Hicimos esa madre de experimento. Y, algo que noté desde el principio era que todo era viejo. Pero suponía que era normal, con la "historia" tan larga de ese lugar. Tras subirnos a ese juego, y tomar el tiempo, suponíamos que era todo. Pero, la única adulta que estaba en ese momento con nosotros, decidió que nos compraría un pase para todo el día. Su hijo es una persona solitaria, y se sentía feliz de vernos juntos como amigos.
Y el revólver con veinte balas comenzó a girar. Con las balas yendo y viniendo. Sin saber si dispararía las veinte, o si se atascaría...
Mi amigo estaba aterrado de mi propuesta de subirnos a todas las montañas rusas. Y yo quería empezar con la más vieja. Una bella montaña de madera blanca. Pero a él le aterraba. Y no lo negaré, a mí también. Pero yo estaba convencido que debía perderles el miedo. Por lo que di la idea de finalmente ir primero a la más nueva. Una de metal que parecía no tener más de 5 años ahí.
Vamos, y la fila es sorprendentemente corta. No más de 30 personas. Llegamos. Va la primera vuelta. Seguimos siendo treinta. Hablamos de cosas banales. Segunda vuelta. La fila preferencial nos mantiene con 25 personas. Ahora nos quedamos sin temas de conversación. Tercera vuelta. No había muchos en esa fila preferencial, por lo que ahora somos 16. Bromeo con la película de Destino Final 3 al ver bien el juego, que estaba en terrible estado. Risas. Silencio. Cuarta vuelta. Parece ser nuestro turno. Pero esa fila preferencial... esa cosa salvó a aquellos que pagaron un poco más. El número se queda así y seguimos de pie... Quinta vuelta. Durante esta, llega un par de parejas. Jóvenes. Nunca me dirigieron la palabra, pero automáticamente me cayeron bien. No llega nadie por la fila preferencial. Al fin vamos todos. Estoy un poco nervioso, pero sorprendentemente feliz para lo que estaba a punto de hacer. Los tres queríamos ir en la parte de atrás. "¡Se siente mejor!" o "está con madre el jalón"
Pero, hubo algo en mí, que me dijo que deberíamos respetar la fila. Casi cuando mis amigos estaban por entrar en el vagón. Y nos metimos al penúltimo. Ahora estaba muy feliz. Y la máquina comenzó a andar justo cuando el dichoso último vagón estaba siendo asegurado. Ahí iban esas dos parejas. El juego comienza. Una enorme cuesta nos presenta el camino. Y sin saberlo, el revólver ya estaba listo, cargado y apuntando. Llegamos a la bajada. El juego para un poco sin detenerse.
Y caemos. Empiezo a gritar. Estoy gozando esto. Estoy feliz. Ya no le tenía miedo. Bajamos a más de 60 kilómetros por hora. Tomamos una curva y el juego vuelve a subir.
Y caemos. Pero esta vez llega mi mayor miedo. Los loops. 2. Los tomamos sin siquiera darnos cuenta de lo que pasaba. Volvemos a subir una vez más a por el último loop.
Y caemos. Tomamos el loop, estoy gritando a todo pulmón. Una fuerza gigantesca provoca que mi cuerpo vaya hacia abajo. Un fuerte golpe se escucha. Mi pierna. Mi pierna duele mucho de la nada. Subimos de nuevo.
Y caen. Una pequeña bajada es tomada con mucha fuerza, pero la subida ya no. El tren empieza a columpiarse al no tener fuerza. Puedo levantar al fin la mirada.
Mi primer pensamiento fue que había sucedido un error. Que pronto volvería a su normalidad y terminaríamos el recorrido. Mi siguiente pensamiento fue que estaban ya preparándose para Halloween desde septiembre, ya que había un vagón estrellado en el suelo. Simulando un accidente.
Tuvieron que pasar segundos para que mi mente se coordinara con mis ojos. Ese adorno tenía a dos personas. Y aquel vagón no era un adorno. Hace menos de cinco segundos estaba detrás de nosotros.
A algo se dirige mi vista. Como cuando la pecera. A ese lugar incómodo donde la vista no debía ir.
Ahí estaba el pez. Solo que era el joven simpático. Y al igual que ese pez, le faltaba una parte de la cabeza. Sentí una coordinación bizarra, ya que cuando comprendí lo que estaba pasando, y empecé a gritar, todos los demás se me unieron.
Miré a mi amigo. Tenía sangre en la cara. De nuevo voltee a mirar el juego. La sangre estaba hasta lo más alto de este. Y vuelvo a mirar a ese joven. Está aún vivo. Con un espacio en su cabeza donde hay un charco de sangre, más otro que hay en el suelo con restos de carne. Y ahí fue la vez que más miedo sentí en mi vida. Estaba viendo por primera vez a la muerte en todas sus fases. Ví como el chico, desorientado y con su playera blanca que revelaba la cantidad de sangre que perdía, tratando de mirar a su pareja. Tratando de abrazarla. Tratando de levantar su cabeza, ya que por la posición del carro literalmente se le estaba saliendo el cerebro. Y finalmente, se dejó de mover, en los brazos de su novia.
Casi dos minutos después alguien se asoma a ver que estaba pasando. Cuando esas personas que parecían no ser las que deberían salvarnos, hacían lo que podían por sacarnos de ahí me dí cuenta de algo. Faltaban los otros dos. Y le preguntaba a mi amigo que tenía la cara pálida, y la sangre cayendo por su mejilla donde estaban. Nada. No hay respuesta. Y sin saberlo, uno de ellos estaba tirado un poco adelante del vagón, sin que ninguno de nosotros lo viéramos. Muerto. Y la otra chica, estaba viva, pero aun así tirada.
Nos quitan la seguridad y nos ayudan a bajar. Sigo aterrado por ver como ese tipo esta palidecía más y más con una cara perdida. Y su novia solo lo abrazaba. Aún caía la sangre de su cabeza.
Cuando pude bajar sentí el dolor en mi pierna. Casi tropiezo. Doy una mirada al charco de sangre. Y escucho algo que me parte el corazón. Una niña. No debía de tener más de 10 años. Le llora a su papá por que pisó un pedazo de cerebro. Alguien comienza a vomitar. Una guardia nos abraza y nos dice que todo estará bien. Y, como una última broma de ese macabro juego, miro al suelo tratando de tranquilizarme. Como en una película veo gotas de sangre que cada vez se hacen más grandes hasta que llegan a un pedazo de cráneo con un poco de cerebro. Con una voz débil le pregunto a la guardia si eso es lo que creo, a lo que me dice que sí, y que siguiera.
Nos encerraron en una habitación.
No revisiones médicas, ni tranquilidad.
No escucho nada. Mi cabeza repite una y otra vez la escena.
Cuando recuperé un poco el sentido de todo, solo era caos y más caos. Gente llorando. Gente abrazando a sus familiares. Mi amigo peleando con un guardia y la madre de mi amigo abrazándolo entre lágrimas.
Y al fin, tras lo que pudieron ser 5 minutos, pero se sintieron horas, comprendí lo que pasó.
Vi a alguien morir.
No creo que sea necesario detallar que pasó después. Simplemente tuvimos que salir corriendo de ese lugar. Tuve que dejar la escuela por un mes. Y tuve que tomar hasta una medicación. Me hundí en una depresión y la ansiedad me asesinaba.
Lo pienso, y es irónico. Pero la muerte por la que más he sufrido fue de un completo extraño.
Reflexionado un poco sobre esto, ya a casi un puto año de eso, aquí me doy cuenta de que esa fue la vez que más miedo pasé. No solo por la impresión. Fue algo tan fuerte que hizo que un escritor de horror, que le gusta escribir y ver escenas gore estuviera perturbado por algo así.
No solo porque el tipo murió en manos de su novia.
No solo porque no debía tener más de 20 años.
No solo por la sangre.
Si no por el hecho de ver todo. A lujo de detalle. Y pensar que de alguna forma esa persona estaba viva. Y además, por el hecho de que por nada pude haber sido el que hubiera tenido la cabeza partida. Por un largo momento me culpé a mí mismo. Que yo los había asesinado. Y que era mi culpa. El miedo estuvo conmigo por más de 5 meses. Empecé a verlo. Con la cabeza abierta, sangrando y parado en la puerta de mi cuarto en la madrugada. Ese mismo miedo me perturbó el sueño. Cada que soñaba, era lo mismo. Sangre y montañas. (Inclusive ahora, me tiemblan un poco las manos y me cuesta tantito respirar al escribir esto)
Y, si lo de mi abuela no me había hecho completamente agnóstico, esto si.
Todo mundo le agradecía a dios que estaba vivo. Cosa que creo entender. Lo que ya no, es que me pidieran que yo hiciera lo mismo. ¿Qué le voy a agradecer a dios? ¿Qué me salvó por alguna razón a mí, mientras dejaba que otros dos murieran en mi cara? ¿No pudo evitar todo desde el principio?
Lo dejé en claro. Dios me ha abandonado. Desde hace mucho tiempo. Y yo no tengo ningún problema con eso. Es más, me siento más libre. Y no pienso en creer en algo así. Pero por favor. No me hagan creer en que debo de estar en deuda o algo.
Como dijo en su tiempo el Sr. Ricky Gervais: "Al final se morirán tus padres, tus amigos, y tú"
Y como dijo... (¿Era un filósofo o un científico?) Una persona más inteligente que yo hace mucho tiempo: "El orden de los factores no afecta a el producto"
Juro por dios (espera...) que no quiero terminar en una nota baja porque puedo. Así que tomen esto como una nota cruda, realista y atemorizante que puede que casualmente sea baja.
La muerte es inevitable. Eso es obvio. Y cada quien la verá sí o sí. Si tienes suerte de que de alguna forma nadie de tus cercanos muera, tú lo harás. Ella nos está acechando. Y debemos vivir con eso. Ya ni siquiera creo que debamos actuar como paranoicos. Digo, no te estoy pidiendo que seas imprudente. Matate tú, no a otros. Y si es mejor, deja que algo más allá que tus propias manos lo hagan. No vale la pena. Y si lo vas a hacer, asegúrate de que funcione. Porque si no... Sigues vivo, y arruinado. Da igual. Solo hay dos formas de morir. Sabiendo que lo harás, o no. Vive la vida con prudencia. No te estanques en pensar que de algo hay que morir. Solo acéptalo y continua.
Estoy marcado por la muerte. Mi "corta" edad ya sirve para contar malas historias con ella. Y mi futuro estará ligado con ella. Me gusta el horror. Matar gente con solo el poder de los dedos. Y, además quisiera ser un paleontólogo. Básicamente investigar cosas que están tan muertas que son rocas. Rayos. Yo solo me metí el pie con esto. Mi mayor miedo, creo que no es que me muera, si no que los demás lo hagan. Y tremendas profesiones agarré para tener miedo.
Pero supongo que está bien. Al fin y al cabo la vida termina de un momento a otro. "Estás vivo" "¡Pues ya no, felicidades!"
Es, por más rudo que suene, es un 50% suerte y un 50% tu responsabilidad mantenerte vivo. Una ruleta rusa que te dará sí o sí. Creo que lo que quiero concluir es que por algo estamos vivos. Y también por algo nos morimos tan fácil. Al final eso no importa. Como dicen "Vales más por cómo viviste que por cómo moriste" Cuando estés en el suelo sangrando, en el hospital entubado, cayendo de un avión, o siendo prendido en llamas por un loco, al final solo valdrá la pregunta "¿Hice algo bueno con mi vida?
Y mirarás a la muerte directo a los ojos por primera y única vez, mientras todo se apaga lentamente y tu existencia termina...
submitted by vicvegajuas_36 to eldiario [link] [comments]


2020.06.30 21:09 pgfiori Tiempo

Empecé con esto simplemente porque puedo, debería darle un nombre pero como estoy harto de que todo tenga que tener una etiqueta pasaré por alto ese mero detalle y me dedicaré a lo que realmente vale la pena. Es tiempo invertido básicamente, tiempo, ese enorme capital que un buen día se licúa y es hora de decir adiós o la frase que uno prefiera si llega a estar consciente de ello. Tiempo, era sólo un niño hace un segundo atrás, ahora me he convertido en alguien con un rostro canoso y la parte superior despoblada. Tiempo, un viejo atado a una roca mientras masculla improperios contra todo lo que dejó pasar y para peor aún no le gusta nada de aquello en lo que el mundo se ha convertido. Una postal de otra época, una selfie que empieza a ponerse de un tono sepia aunque la promesa de durar para siempre aparezca en cada fotografía, que se toma de un momento que ya es pasado. Ese helado que ya se ha derretido, un hormiguero terminado antes de la tormenta, la marea verde que azota los muros de la casa tras haber tenido la osadía de cortar el pasto (o el césped para los más puritanos). Una flor que se alza majestuosa ante el sol para luego convertirse en un despojo marchito ante la primera helada, la que recuerda que esos momentos tibios deben ser atesorados dado que no se repiten muy seguido. El agua que se acumula detrás de la casa luego de la tormenta, las hormigas saliendo a amurallar sus dominios esperando volver a casa antes de la larga noche de ausencias, el veneno traicionero que les ha llegado sin saber cómo. Ahora el viento barre los restos de esa historia, tal vez algún mendigo poblará esa vieja casa en otra ocasión parecida a aquella en la que dos adolescentes la usaban de refugio amoroso o simplemente para beber algo a escondidas, o tal vez algo más que por motivos de decoro no saldrá a la luz. Usa tu imaginación entonces, ella sabe bastante de esto de traer ciertos elementos al medio de este espectáculo y dejarnos anonadados. Ya es tarde, esto de escribir ha salido a la luz y se esmera por ocupar cada espacio posible. Un resquicio bajo la puerta, un rincón en el que dejamos esa mochila abandonada allá por diciembre, un segundo de tu tiempo que ya no te pertenece, un momento que parece eterno pero ya es pasado. El tiempo sabe de eso, escribir es sólo una manera de correrle una carrera sabiendo que nos ha ganado. Definir al tiempo es imposible dado que le damos un nombre diferente a cada momento del día, se llama amanecer, colectivo, clase, trabajo, mate y café, mensaje de texto, chiste futbolero, balón, perro, sol, luna, noche, día, ataque de ira, sarrasón, etc. Cada momento de nuestra vida es tiempo, lo usamos en forma desmedida, vemos los números en el calendario como si fueran interminables, queremos llegar al final de la semana, del mes, del año, para sólo volver a empezar. Cientos de fotos son tomadas, rostros sonriendo, mostrando la mejor versión de ese momento, el resto queda en las sombras como un crimen que no figura en las estadísticas, víctimas del anonimato y de la memoria a corto plazo. Una fotografía se viraliza, a la tarde ya es vieja, mañana será otra moda, en unos meses la imagen inicial volverá reciclada y con otro nombre. Pero será siempre lo mismo, lo único es que no lo recordaremos. De por sí el tiempo es bastante efímero, puedo intentar dejar esa idea de lado y contar su historia a partir de viejas memorias que provocan otras historias. Dado que es el actor principal de esta idea puede aparecer en distintas formas. Todo se reduce a recuerdos entonces, eso que el tiempo se empeña en borrar y que se materializa en imágenes que reemplazan infinitamente a otras escenas. Recuerdo que era una tarde del otoño, al ascensor llegar al piso indicado y luego de dos golpes en la puerta su morador accedió a recibirme. Una sonrisa bonachona la del flaco, algo que aún conserva pese a todo el viento helado que su rostro ha recibido allá en el sur bonaerense. Esa es la primera imagen, la que queda. Ella y su silencio en las horas que compartimos, parecía que siempre estaba de tanto irse en silencio. Parecía que duraría por siempre, pero una tarde noche nos despedimos en el subsuelo, bajo toneladas de concreto se concretó la agridulce partida. Agridulce, una torta de manzanas que llegó diezmada a destino. Demasiada hambre que calmar, la vida se ve color caramelo pero se siente entre variaciones de dulce y tristeza. La siguiente escena es la de un hombre arrastrando su mundo por las calles vacías de la civilización, una noche de puertas cerradas, pasos apurados y mucho frío. El asesino de los que viven afuera, frío, el reloj se congela, el último hálito se pierde en la noche. Me he ido vieja amiga, te dejo el recuerdo de mi compañía hombro a hombro para pasar una noche más. Me dijeron que tuviste más suerte que yo, aunque tu casa abandonada haya sido tapiada y tu maestro se haya largado con sus crías a otra parte. El carro abandonado será la postal de esta escena, tal vez algún valiente se haga con su timón, quizá termine en el basurero como cada uno de nosotros. Despojos anónimos de una humanidad de desconocidos conectados por redes invisibles, tal vez por eso falta tanto el afecto que se reduce a caritas felices y frases sin contenido. La tercera escena fue borrada por mandato del tiempo e inmolación del celuloide. En la cuarta escena, no necesariamente la última, una luz asesina encandila al padre de la manada que muere en ese momento. Un instante después cae la madre arrollada, sus crías a los dos, tres y siete metros. Luego todo es silencio, las horas harán el resto, para el cazador un buen botín, para la naturaleza una afrenta. El karma es un asesino serial capaz de todo, incluso de fabricar con las sombras de la noche una recta y disfrazar la curva. El farol yace roto iluminando por un rato los despojos del accidente, cuerpos inertes y vidrios esparcidos. De la bolsa de presas un pequeño conejo escapa, una suerte de truco de magia de la naturaleza. Luego todo es silencio. Las cuatro escenas devenidas en tres parecen no tener nada en común, un amigo, un mendigo y un cazador, bastará con que elijamos dónde nos queremos parar para contar otra historia. Bastará con sentirnos identificados con uno u otro personaje, para ello deberemos dedicarles un momento a la lectura de esas pocas frases que los describen. Luego dejar volar la imaginación, pero no demasiado alto, así tendremos una visión mundana de cualquiera de esos personajes y no los confundiremos con seres venidos de otros mundos. Hasta este punto habremos empleado ciertos períodos de nuestra vida, entonces veremos que la idea inicial los sigue uniendo a todos.
https://www.amazon.com/Piero-Gabriel-Fiori/e/B08953CSHV?ref_=pe_1724030_132998060
submitted by pgfiori to escribir [link] [comments]


2020.03.26 00:39 pzamoranoe CORONAVIRUS Y SALUD MENTAL

Hola, a raíz de la crisis que nos esta produciendo un microscópico virus y en forma global, debemos de considerar que es normal que nos produzca incertidumbre, inseguridad en todo ámbito. Desde ansiedad y angustia, hasta sentimientos de desesperanza, soledad y encontrándonos con nosotros mismos, con un tiempo libre que habitualmente estaba ocupado por trabajo, entretención que sin darnos cuenta nos impedía pensar sobre lo efímero de la vida que hoy estamos y mañana tal vez no lo estaremos.
Vale también por nuestros seres queridos, amigos que podemos perder por un simple virus. Observamos dos actitudes de la población en general, una que aún no le toma el peso a la gravedad que esto significa, que inclusive irresponsablemente realizan eventos sin darse cuenta de que vasta uno contagiado para que esto se multiplique exponencialmente.
Tengamos presente que las reacciones humanas van a depender de la personalidad subyacente; Una persona obsesiva va a estar con más probabilidades de ser muy rumiante vale decir tener pensamientos reiterativos inclusive hipocondriacos que van a alterar funciones como el sueño entre otras cosas. Otros con la personalidad depresiva o distímica van a tener tendencia a pensar negativamente frente a la realidad con pesimismo, alteraciones del apetito, desanimo, posible hipersomnia, tratando de alejarse de la realidad. Personalidad infantil, dependiente va a estar muy necesitada de la o las personas que le brinden apoyo para que tranquilicen su parte niño. Va a tener dificultades para tomar decisiones que no dependan de otro.
Una personalidad histriónica va a mostrar una conducta muy exagerada y cualquier cosa o información la va a agrandar mucho.
Personalidades narcisistas se van a sentir omnipotente y que todo lo puede resolver por sí mismo, con tendencia a la critica hacia los demás como una manera de querer sobresalir y destacarse a través de sus planteamientos.
Luego tenemos personalidades psicopáticas, sociopáticas con conducta social alterada que va a aprovecharse de esta crisis para lograr algo para si mismo con total falta de ética, aprovecha de sustraer bienes diciéndose asimismo “esta es una oportunidad y no un robo”.
Es normal en situación de crisis que el ser humano reaccione en forma agresiva o depresiva como un modo de manejar la angustia subliminal.
Esta situación de crisis con la sensación que no podemos controlarla, surgen fantasías inconscientes de todo tipo, desde una perdida de esperanza que esto se solucione hasta fantasías de destrucción y muerte frente a esto aparece un tema que habitualmente eludimos que la vida tiene un inicio y un final. De ahí que las personas más espirituales con creencias religiosas tienen un mayor apoyo interno al confiar en un SER SUPERIOR. Curiosamente algunos cambian su ateísmo frente a la angustia de muerte.
Es propio de las crisis buscar chivo expiatorios especialmente autoridades con o sin razón, es un modo de superar los sentimientos dolorosos producto de no poder controlar la realidad que además va a estar teñida por los propios fantasmas de destrucción, muerte, perdidas reales de seres queridos y un tema importante es el temor a la perdida del sustento económico. Miedo natural y que espera que las autoridades de algún modo le brinden tranquilidad cambiando las prioridades de los legisladores centrándose en el aquí y ahora, sobrepasando por el momento las peticiones expresadas a través de manifestaciones.
Sugiero ver solamente la síntesis noticiosa porque el exceso de información negativa tiende a aumentar la inseguridad y angustia personal; luego vean o escuchen en los medios de comunicación algo que los distraiga. Para las mujeres telenovelas, películas románticas y para los varones películas de acción. U tema neutro esta dado en forma muy interesante por el Discovery Channel e History Channel , inclusive para niños.
Con los menores es conveniente brindarles tranquilidad a través de entretenciones desde juegos de naipes, muñecas y otros como también participen con las mamás en cocinar, jugar al luche, en leer libros infantiles y ver no más de un par de horas TV para niños. Los varoncitos pueden aprender con el apá o el tío como arreglar cosas de la casa.
El adolescente, más desobediente, va a querer dedicarse a los juegos por internet; También aquí es importante limitar el tiempo de paso observar que están mirando, porque hoy lamentablemente hay pedófilos que intentaran conectarlos. Es normal en este caso positivo que se comuniquen con sus amigos como un modo de compartir y sentirse perteneciente a un grupo de pares.
Los seres humanos somos seres gregarios y buscamos sentirnos acompañados en intercambio comunicacional que va desde temas insulsos, chistes hasta una mayor profundidad sobre que sentido tiene lo que estamos viviendo y que estamos dispuestos a cambiar a partir de esta experiencia critica.
Socialmente es una oportunidad para que nos demos a personas más necesitadas, sobre todo en escucharlas, acogerlas con nuestro apoyo. Aprovechen de conversar a un metro de distancia con el vecino que apenas conoce, pregúntele de su vida creando un lazo de confianza basado en la empatía.
Aproveche este tiempo libre de comunicarse con amigos, conocidos que por las razones que sean no lo hacían. También es tiempo para hacer cosas como ordenar, limpiar, colaborar con las tareas domésticas, luego leer o investigar temas en internet que siendo de su interés no se daba el tiempo para realizarlo.
Momento muy significativo de este tiempo libre para comunicarse más en términos emocionales con los miembros de la Familia que cuenten en que están cuáles son sus inquietudes, temores, inseguridades frente a su futuro estudio o trabajo lo mismo con sus amores y sus frustraciones al respecto.
Acojámonos, escuchémonos sin criticas aun cuando no estemos de acuerdo con su planteamiento. Solamente digamos que vemos las cosas en forma diferente a lo que ellos plantean. En caso de los abuelos o personas de edad son muy importante en estos momentos para que transmitan sus experiencias de vidas, las crisis sociales que les ha tocado vivir, las anécdotas tanto personales como de los políticos de ese entonces. A los nietos les encanta que los abuelos les cuenten como eran su padre cuando niños. Útil es a los niños pequeños leerles fabulas inclusive en forma repetitiva porque eso les brinda seguridad en el tiempo.
Preocupante es la Soledad de muchas personas de nuestro Chile que Carecen de redes de apoyo. Si es alguien cercano al barrio converse con ellos y ofrézcale, aunque sea un dulce hágale sentir que puede contar con usted en esta situación de emergencia.
Prof . Giorgio Agostini V. Dr. Psicología Social
submitted by pzamoranoe to u/pzamoranoe [link] [comments]


2019.11.06 20:13 Cahelum u/Cahelum se suma a la campaña

No más dulce de leche derramado en vano.
Un nuevo candidato suma a la contienda por ser mod.
Voten renovación, un candidato por fuera del mundo de la política que quiere un cambio. Vamos a hacer de Uruguay un pequeño sub modelo. Como lo fuimos antes de tanta política y bots.
Que vuelvan los chistes internos y los contenidos originales de calidad, menos WFN, más bizcochos en las reddit juntadas.
Desde hace tiempo garantizando el sano (y no tan sano) disfrute de los redditors y la presencia de entretenimiento en las juntadas y, recientemente, afters. Dándole la posibilidad de encontrarse con otros seres humanos a varios.
Prometo la creación de un Instituto del Redditor Agraviador (IRA) que se encargue de ayudar a la población con problemas para responder sin hacer un Ad Hominem. Pasando links de películas como Locos de Ira y cursos de lógica básica.
Por otro lado, para hacerle la guerra a la ansiedad, propongo la Facultad de Educación a Ansiosos Recurrentes (FEAR). Generando AMA a psicólogos y profesionales una vez por mes, y un espacio donde los usuarios podamos plantear nuestras inquietudes y recibir respuestas que nos ayuden a avanzar. La graduación de este programa sería asistir a una juntada.
También propongo mostrarle el sub a la sociedad, generando un ambiente diverso donde todos podamos participar, adultos, jóvenes y adolescentes de ambos géneros, y de todas las clases sociales. Porque a los únicos que hay que discriminar es a aquellos que no les gusta el dulce de leche.
Por un espacio de cooperación, con más regalitos escondidos en la ciudad e intercambios de libros. Donde los OC reinen, y las demás redes sociales miren de atrás a nuestros excelentes memes.
El candidato que el sub necesita, y esto se va a demostrar con hechos, no palabras.
Se acabó el recreo.
submitted by Cahelum to uruguay [link] [comments]


2019.11.03 03:31 GroundbreakingIron4 "Coco" es increíblemente mejor que "Día de Muertos"

Acabo de salir del ciné, fui a ver Día de Muertos porque mi abuelita estaba muy emocionada de verla, al salir, a ninguno de nosotros nós gustó la cinta.
Al principio es interesante algo de la película, Salma y su alta, la nana, etc. Pero para mi, después del segundo acto todo se pierde y se vuelve aburrido.
El portal que conecta el mundo de los vivos con el de los muertos tiene una imagen superpuesta de Google Maps de un kiosco visto desde el cielo, Pedro es el personaje más fastidioso de la película con CADA. PERRO. CHISTE.
La trama de la cinta es demasiado confuso, al principio cuenta la historia de Salma que no le puede construir un altar a sus padres por "razones", y después se encuentra peleando con caballeros que cuidan una cárcel. Pedro y Jorge es el cliché del mexicano en Europa, Pedro es la viva imagen de los adolescentes de 16 años con frases de memes siendo RANDOM para ser interesante.
El tercer acto es demasiado confuso, Mormet (el malo) pelea con Salma para ganarle a la Muerte y recuperar a su amada, y simplemente no tiene sentido la batalla final.
La audiencia se reía al principio con las tonterías de Pedro, pero después se callo todo el cine y eso que estaba lleno, nadie se río, nadie dijo nada, ni siquiera los niños pequeños, ellos se durmieron después.
En conclusión tenía potencial la película, pero después parecía una sátira muy mal hecha sobre el día de muertos con demasiados clichés sobre nuestro país y su humor. Sinceramente no puedo creer que "Coco" y "El libro de la vida" hubiera hecho una mejor representación del Día de muertos que nosotros.
submitted by GroundbreakingIron4 to mexico [link] [comments]


2019.10.28 23:23 Farajo001 Una Historia de Terror: "La casa de Adela" de Mariana Enriquez

Es recomendable que apagues la luz, cierres la persiana ya que no debe haber ninguna luz
(Si disfrutaste de esta historia, por favor dale a la flecha naranja y comentá cómo te hizo sentir)
" Todos los días pienso en Adela. Y si durante el día no aparece su recuerdo —las pecas, los dientes amarillos, el pelo rubio demasiado fino, el muñón en el hombro, las botitas de gamuza—, regresa de noche, en sueños. Los sueños con Adela son todos distintos, pero nunca falta la lluvia ni faltamos mi hermano y yo, los dos parados frente a la casa abandonada, con nuestros pilotos amarillos, mirando a los policías en el jardín que hablan en voz baja con nuestros padres.
Nos hicimos amigos porque ella era una princesa de suburbio, mimada en su enorme chalet inglés insertado en nuestro barrio gris de Lanús, tan diferente que parecía un castillo, y sus habitantes, los señores, y nosotros, los siervos en nuestras casas cuadradas de cemento con jardines raquíticos. Nos hicimos amigos porque ella tenía los mejores juguetes importados, que le traía su papá de Estados Unidos. Y porque organizaba las mejores fiestas de cumpleaños cada 3 de enero, poco antes de Reyes y poco después de Año Nuevo, al lado de la pileta, con el agua que, bajo el sol de la siesta, parecía plateada, hecha de papel de regalo. Y porque tenía un proyector y usaba las paredes blancas del living para ver películas mientras el resto del barrio todavía tenía televisores blanco y negro.
Pero, sobre todo, nos hicimos amigos de ella, mi hermano y yo, porque Adela tenía un solo brazo. O a lo mejor sería más preciso decir que le faltaba un brazo. El izquierdo. Por suerte no era zurda. Le faltaba desde el hombro; tenía ahí una pequeña protuberancia de carne que se movía, con un retazo de músculo, pero no servía para nada. Los padres de Adela decían que había nacido así, que era un defecto congénito. Muchos otros chicos le tenían miedo, o asco. Se reían de ella, le decían monstruita, adefesio, bicho incompleto; decían que la iban a contratar en un circo, que seguro estaba su foto en los libros de medicina.
A ella no le importaba. Ni siquiera quería usar un brazo ortopédico. Le gustaba ser observada y nunca ocultaba el muñón. Si veía la repulsión en los ojos de alguien, era capaz de refregarle el muñón por la cara o sentarse muy cerca y rozar el brazo del otro con su apéndice inútil, hasta humillarlo, hasta dejarlo al borde de las lágrimas.
Nuestra madre decía que Adela tenía un carácter único, era valiente y fuerte, un ejemplo, una dulzura, qué bien la criaron, qué buenos padres, insistía. Pero Adela decía que sus padres mentían. Sobre el brazo. No nací así, contaba. Y qué pasó, le preguntábamos. Y entonces ella contaba su versión. Sus versiones, mejor dicho. A veces contaba que la había atacado su perro, un dóberman negro llamado Infierno. El perro se había vuelto loco, les suele pasar a los dóberman, una raza que, según Adela, tenía un cráneo demasiado chico para el tamaño del cerebro; por eso les dolía siempre la cabeza y se enloquecían de dolor, se les trastornaba el cerebro apretado contra los huesos. Decía que la había atacado cuando ella tenía dos años. Se acordaba: el dolor, los gruñidos, el ruido de las mandíbulas masticando, la sangre manchando el pasto, mezclada con el agua de la pileta. Su padre lo había matado de un tiro; excelente puntería, porque el perro, cuando recibió el disparo, todavía cargaba con Adela bebé entre los dientes.
Mi hermano no creía en esta versión.
—A ver, ¿y la cicatriz dónde está?
Ella se molestaba.
—Se curó rebién. No se ve.
—Imposible. Siempre se ven.
—No quedó cicatriz de los dientes, me tuvieron que cortar más arriba de la mordida. .
—Obvio. Igual tendría que haber cicatriz. No se borra así nomás.
Y le mostraba su propia cicatriz de apendicitis, en la ingle, como ejemplo.
—A vos porque te operaron médicos de cuarta. Yo estuve en la mejor clínica de Capital.
—Bla bla bla —le decía mi hermano, y la hacía llorar. Era el único que la enfurecía. Y, sin embargo, nunca se peleaban del todo. Él disfrutaba con sus mentiras. A ella le gustaba el desafío. Y yo solamente escuchaba y así pasaban las tardes después de la escuela hasta que mi hermano y Adela descubrieron las películas de terror y cambió todo para siempre.
No sé cuál fue la primera película. A mí no me daban permiso para verlas. Mi mamá decía que era demasiado chica. Pero Adela tiene mi misma edad, insistía yo. Problema de sus papás si la dejan: ya te dije que no, decía mi mamá, y era imposible discutir con ella.
—¿Y por qué a Pablo lo dejás?
—Porque es más grande que vos.
—¡Porque es varón! —gritaba mi papá, entrometido, orgulloso.
—¡Los odio! —gritaba yo, y lloraba en mi cama hasta quedarme dormida.
Lo que no pudieron controlar fue que mi hermano Pablo y Adela, llenos de compasión, me contaran las películas. Y cuando terminaban de contarme las películas, contaban más historias. No puedo olvidarme de esas tardes: cuando Adela contaba, cuando se concentraba y le ardían los ojos oscuros, el parque de la casa se llenaba de sombras, que corrían, que saludaban burlonas. Yo las veía cuando Adela se sentaba de espaldas al ventanal, en el living. No se lo decía. Pero Adela sabía. Mi hermano no sé. Él era capaz de ocultar mejor que nosotras.
Él supo ocultar hasta el final, hasta su último acto, hasta que solamente quedó de él ese costillar a la vista, ese cráneo destrozado y, sobre todo, ese brazo izquierdo en medio de las vías, tan separado de su cuerpo y del tren que no parecía producto del accidente —del suicidio, le sigo diciendo accidente a su suicidio—; parecía que alguien lo había llevado hasta el medio de los rieles para exponerlo, como un saludo, un mensaje.
La verdad es que no recuerdo cuáles de las historias eran resúmenes de películas y cuáles eran inventos de Adela o Pablo. Desde que entramos en la casa, nunca pude ver una película de terror: veinte años después conservo la fobia y, si veo una escena por casualidad o por error en la televisión, esa noche tomo pastillas para dormir y durante días tengo náuseas y recuerdo a Adela sentada en el sofá, con los ojos quietos y sin su brazo, mientras mi hermano la miraba con adoración. No recuerdo, es cierto, muchas de las historias: apenas una sobre un perro poseído por el demonio —Adela tenía debilidad por las historias de animales—, otra sobre un hombre que había descuartizado a su mujer y había ocultado sus miembros en una heladera y esos miembros, por la noche, habían salido a perseguirlo, piernas y brazos y tronco y cabeza rodando y arrastrándose por la casa, hasta que la mano muerta y vengadora mató al asesino apretándole el cuello —Adela tenía debilidad, también, por las historias de miembros mutilados y amputaciones—; otra sobre el fantasma de un niño que siempre aparecía en las fotos de cumpleaños, el invitado terrorífico que nadie reconocía, de piel gris y sonrisa ancha.
Me gustaban especialmente las historias sobre la casa abandonada. Incluso sé cuándo comenzó la obsesión. Fue culpa de mi madre. Una tarde, después de la escuela, mi hermano y yo la acompañamos hasta el supermercado. Ella apuró el paso cuando pasamos frente a la casa abandonada que estaba a media cuadra del negocio. Nos dimos cuenta y le preguntamos por qué corría. Ella se rió. Me acuerdo de la risa de mi madre, de lo joven que era esa tarde de verano, del olor a champú de limón de su pelo y de la carcajada de chicle de menta.
—¡Soy más tonta! Me da miedo esa casa, no me hagan caso.
Trataba de tranquilizarnos, de portarse como una adulta, como una madre.
—Por qué —dijo Pablo.
—Por nada, porque está abandonada.
—¿Y?
—No hagas caso, hijo.
—¡Decime, dale! .
—Me da miedo que se esconda alguien adentro, un ladrón, cualquier cosa.
Mi hermano quiso saber más, pero mi madre no tenía mucho más para decir. La casa había estado abandonada desde antes de que mis padres llegaran al barrio, antes del nacimiento de Pablo. Ella sabía que, apenas meses antes, se habían muerto los dueños, un matrimonio de viejitos. ¿Se murieron juntos?, quiso saber Pablo. Qué morboso estás, hijo, te voy a prohibir las películas. No, se murieron uno atrás del otro. Les pasa a los matrimonios de viejitos, cuando uno se muere, el otro se apaga enseguida. Y, desde entonces, los hijos se están peleando por la sucesión. Qué es la sucesión, quise saber yo. Es la herencia, dijo mi madre. Se están peleando para ver quién se queda con la casa. Pero es una casa bastante chota, dijo Pablo, y mi mamá lo retó por usar una mala palabra.
—¿Qué mala palabra?
—Sabés perfectamente: no voy a repetir.
—«Chota» no es una mala palabra.
—Pablo, por favor.
—Bueno. Pero está que se cae la casa, mamá.
—Qué sé yo, hijo, querrán el terreno. Es un problema de la familia.
—Para mí que tiene fantasmas.
—¡A vos te están haciendo mal las películas! .
Yo creí que le iban a prohibir seguir viendo películas, pero mi mamá no volvió a mencionar el tema. Y, al día siguiente, mi hermano le contó a Adela sobre la casa. Ella se entusiasmó: una casa embrujada tan cerca, en el barrio, a dos cuadras apenas, era la pura felicidad. Vamos a verla, dijo ella. Los tres salimos corriendo. Bajamos a los gritos las escaleras de madera del chalet, muy hermosas (tenían de un lado ventanas con vidrios de colores, verdes, amarillos y rojos, y estaban alfombradas). Adela corría más lento que nosotros y un poco de costado, por la falta del brazo; pero corría rápido. Esa tarde llevaba un vestido blanco, con breteles; me acuerdo de que, cuando corría, el bretel del lado izquierdo caía sobre su resto de bracito y ella lo acomodaba sin pensar, como si se sacara de la cara un mechón de pelo.
La casa no tenía nada especial a primera vista, pero, si se le prestaba atención, había detalles inquietantes. Las ventanas estaban tapiadas, cerradas completamente, con ladrillos. ¿Para evitar que alguien entrara o que algo saliera? La puerta, de hierro, estaba pintada de marrón oscuro; parece sangre seca, dijo Adela.
Qué exagerada, me atreví a decirle. Ella solamente me sonrió. Tenía los dientes amarillos. Eso sí me daba asco, no su brazo, o su falta de brazo. No se lavaba los dientes, creo; y, además, era muy pálida y la piel traslúcida hacía resaltar ese color enfermizo, como en los rostros de las geishas. Entró en el jardín, muy pequeño, de la casa. Se paró en el pasillo que llevaba a la puerta, se dio vuelta y dijo:
—¿Se dieron cuenta?
No esperó nuestra respuesta.
—Es muy raro, ¿cómo puede ser que tenga el pasto tan corto?
Mi hermano la siguió, entró en el jardín y, como si tuviera miedo, también se quedó en el pasillo de baldosas que iba de la vereda a la puerta de entrada.
—Es verdad —dijo—. Los pastos tendrían que estar altísimos. Mirá, Clara, vení.
Entré. Cruzar el portón oxidado fue horrible. No lo recuerdo así por lo que pasó después: estoy segura de lo que sentí entonces, en ese preciso momento. Hacía frío en ese jardín. Y el pasto parecía quemado. Arrasado. Era amarillo y corto: ni un yuyo verde. Ni una planta. En ese jardín había una sequía infernal y al mismo tiempo era invierno. Y la casa zumbaba, zumbaba como un mosquito ronco, como un mosquito gordo. Vibraba. No salí corriendo porque no quería que mi hermano y Adela se burlaran de mí, pero tenía ganas de escapar hasta mi casa, hasta mi mamá, de decirle sí, tenés razón, esa casa es mala y no se esconden ladrones, se esconde un bicho que tiembla, se esconde algo que no tiene que salir.
Adela y Pablo no hablaban de otra cosa. Todo era la casa. Preguntaban en el barrio sobre la casa. Preguntaban al quiosquero y en el club; a don Justo, que esperaba el atardecer sentado en la puerta de su casa, a los gallegos del bazar y a la verdulera. Nadie les decía nada de importancia. Pero varios coincidieron en que la rareza de las ventanas tapiadas y ese jardín reseco les daba escalofríos, tristeza, a veces miedo, sobre todo miedo de noche. Muchos se acordaban de los viejitos: eran rusos o lituanos, muy amables, muy callados. ¿Y los hijos? Algunos decían que peleaban por la herencia. Otros que no visitaban a sus padres, ni siquiera cuando se enfermaron. Nadie los había visto. Nunca. Los hijos, si existían, eran un misterio.
—Alguien tuvo que tapiar las ventanas —le dijo mi hermano a don Justo.
—Vos sabés que sí. Pero lo hicieron unos albañiles, no lo hicieron los hijos.
—A lo mejor los albañiles eran los hijos.
—Seguro que no. Eran bien morochos los albañiles. Y los viejitos eran rubios, transparentes. Como vos, como Adelita, como tu mamá. Polacos debían ser. De por ahí.
La idea de entrar en la casa fue de mi hermano. Me lo sugirió primero a mí. Le dije que estaba loco. Estaba fanatizado. Necesitaba saber qué había pasado en esa casa, qué había adentro. Lo deseaba con un fervor muy extraño para un chico de once años. No entiendo, nunca pude entender qué le hizo la casa, cómo lo atrajo así. Porque lo atrajo a él, primero. Y él contagió a Adela.
Se sentaban en el caminito de baldosas amarillas y rosas que partía el jardín seco. El portón de hierro oxidado estaba siempre abierto, les daba la bienvenida. Yo los acompañaba, pero me quedaba afuera, en la vereda. Ellos miraban la puerta, como si creyeran que podían abrirla con la mente. Pasaban horas ahí, sentados, en silencio. La gente que pasaba por la vereda, los vecinos, no les prestaban atención. No les parecía raro o quizá no los veían. Yo no me atrevía a contarle nada a mi madre.
O, a lo mejor, la casa no me dejaba hablar. La casa no quería que los salvara.
Seguíamos reuniéndonos en el living de la casa de Adela, pero ya no se hablaba de películas. Ahora Pablo y Adela —pero sobre todo Adela— contaban historias de la casa. De dónde las sacan, les pregunté una tarde. Parecieron sorprendidos, se miraron.
—La casa nos cuenta las historias. ¿Vos no la escuchás?
—Pobre —dijo Pablo—. No escucha la voz de la casa.
—No importa —dijo Adela—. Nosotros te contamos.
Y me contaban.
Sobre la viejita, que tenía ojos sin pupilas pero no estaba ciega.
Sobre el viejito, que quemaba libros de medicina junto al gallinero vacío, en el fondo.
Sobre el fondo, igual de seco y muerto que el jardín, lleno de pequeños agujeros como madrigueras de ratas.
Sobre una canilla que no dejaba de gotear porque lo que vivía en la casa necesitaba agua.
A Pablo le costó un poco convencer a Adela de que entrara. Fue extraño. Ahora ella parecía tener miedo: se turnaban. En el momento decisivo, ella parecía entender mejor. Mi hermano le insistía. La agarraba del único brazo y hasta la sacudía. En el colegio, se hablaba de que Pablo y Adela eran novios y los chicos se metían los dedos en la boca, hasta la garganta, haciendo gesto de vómito. Tu hermano sale con la monstrua, se reían. A Pablo y Adela no les molestaba. A mí tampoco. A mí solamente me preocupaba la casa.
Decidieron entrar el último día del verano. Fueron las palabras exactas de Adela, una tarde de discusión en el living de su casa.
—El último día del verano, Pablo —dijo—. Dentro de una semana.
Quisieron que yo los acompañara y acepté porque no quería dejarlos. No podían entrar solos en la oscuridad.
Decidimos entrar de noche, después de la cena. Teníamos que escaparnos, pero salir de casa tarde, en verano, no era tan difícil. Los chicos jugaban en la calle hasta tarde en el barrio. Ahora no es así. Ahora es un barrio pobre y peligroso, los vecinos no salen, tienen miedo de que les roben, tienen miedo de los adolescentes que toman vino en las esquinas y a veces se pelean a tiros. El chalet de Adela se vendió y fue dividido en departamentos. En el parque se construyó un galpón. Es mejor, creo. El galpón oculta las sombras.
Un grupo de chicas jugaba al elástico en medio de la calle; cuando pasaba un auto —circulaban muy pocos—, paraban para dejarlo pasar. Más lejos, otros pateaban una pelota y donde el asfalto era más nuevo, más liso, algunas adolescentes patinaban. Pasamos entre ellos, desapercibidos.
Adela esperaba en el jardín muerto. Estaba muy tranquila, iluminada. Conectada, pienso ahora.
Nos señaló la puerta y yo gemí de miedo. Estaba entreabierta, apenas una rendija.
—¿Cómo? —preguntó Pablo.
—La encontré así.
Mi hermano se sacó la mochila y la abrió. Traía llaves, destornilladores, palancas; herramientas de mi papá que había encontrado en una caja, en el lavadero. Ya no las iba a necesitar. Estaba buscando la linterna.
—No hace falta —dijo Adela.
La miramos confundidos. Ella abrió la puerta del todo y entonces vimos que adentro de la casa había luz.
Recuerdo que caminamos de la mano bajo esa luminosidad que parecía eléctrica, aunque en el techo, donde debería haber lámparas, sólo había cables viejos, asomando de los huecos como ramas secas. Parecía la luz del sol. Afuera era de noche y amenazaba tormenta, una poderosa lluvia de verano. Ahí adentro hacía frío y olía a desinfectante y la luz era como de hospital.
La casa no parecía rara por adentro. En el pequeño hall de entrada estaba la mesa del teléfono, un teléfono negro, como el de nuestros abuelos.
Que por favor no suene, que no suene, me acuerdo de que recé así, de que repetí eso en voz baja, con los ojos cerrados. Y no sonó.
Los tres juntos pasamos a la siguiente sala. La casa se sentía más grande de lo que parecía desde afuera. Y zumbaba, como si vivieran colonias de bichos ocultos detrás de la pintura de las paredes.
Adela se adelantaba, entusiasmada, sin miedo. Pablo le pedía «esperá, esperá» cada tres pasos. Ella hacía caso pero no sé si nos escuchaba claramente. Cuando se daba vuelta para mirarnos, parecía perdida. En sus ojos no había reconocimiento. Decía «sí, sí», pero yo sentí que ya no nos hablaba. Pablo sintió lo mismo. Me lo dijo después.
La sala siguiente, el living, tenía sillones sucios, de color mostaza, agrisados por el polvo. Contra la pared se apilaban estantes de vidrio. Estaban muy limpios y llenos de pequeños adornos, tan pequeños que tuvimos que acercarnos para verlos. Recuerdo que nuestros alientos, juntos, empañaron los estantes más bajos, los que alcanzábamos: llegaban hasta el techo.
Al principio no supe lo que estaba viendo. Eran objetos chiquitísimos, de un blanco amarillento, con forma semicircular. Algunos eran redondeados, otros más puntiagudos. No quise tocarlos.
—Son uñas —dijo Pablo.
Sentí que el zumbido me ensordecía y me puse a llorar. Abracé a Pablo, pero no dejé de mirar. En el siguiente estante, el de más arriba, había dientes. Muelas con plomo negro en el centro, como las de mi papá, que las tenía arregladas; incisivos, como los que me molestaban cuando empecé a usar aparatos; paletas como las de Roxana, la chica que se sentaba delante de mí en el colegio. Cuando levanté la cabeza para alcanzar a ver el tercer estante, se fue la luz.
Adela gritó en la oscuridad. Mi corazón latía tan fuerte que me dejaba sorda. Pero sentía a mi hermano, que me abrazaba los hombros, que no me soltaba. De pronto, vi un redondel de luz en la pared: era la linterna. Dije: «Salgamos, salgamos.» Pablo, sin embargo, caminó en dirección opuesta a la salida, siguió entrando en la casa. Lo seguí. Quería irme, pero no sola.
La luz de la linterna iluminaba cosas sin sentido. Un libro de medicina, de hojas brillantes, abierto en el suelo. Un espejo colgado cerca del techo, ¿quién podía reflejarse ahí? Una pila de ropa blanca. Pablo se frenó: movía la linterna y la luz sencillamente no mostraba ninguna otra pared. Esa habitación no terminaba nunca o sus límites estaban demasiado lejos para ser iluminados por una linterna.
—Vamos, vamos —volví a decirle, y recuerdo que pensé en salir sola, en dejarlo, en escapar. .
—¡Adela! —gritó Pablo.
No se la escuchaba en la oscuridad. Dónde podía estar, en esa habitación eterna. .
—Acá.
Era su voz, muy baja, cerca. Estaba detrás de nosotros. Retrocedimos. Pablo iluminó el lugar de donde venía la voz y entonces la vimos.
Adela no había salido de la habitación de los estantes. Nos saludó con la mano derecha, parada junto a una puerta. Después giró, abrió la puerta que estaba a su lado y la cerró detrás de ella. Mi hermano corrió, pero cuando llegó a la puerta, ya no pudo abrirla. Estaba cerrada con llave.
Sé lo que Pablo pensó: buscar las herramientas que había dejado afuera, en la mochila, para abrir la puerta que se había llevado a Adela. Yo no quería sacarla: solamente quería salir, y lo seguí, corriendo. Afuera llovía y las herramientas estaban desparramadas sobre el pasto seco del jardín; mojadas, brillaban en la noche. Alguien las había sacado de la mochila. Cuando nos quedamos quietos un minuto, asustados, sorprendidos, alguien cerró la puerta desde adentro.
La casa dejó de zumbar.
No recuerdo bien cuánto tiempo pasó Pablo intentando abrirla. Pero en algún momento escuchó mis gritos. Y me hizo caso.
Mis padres llamaron a la policía.
Y todos los días y casi todas las noches vuelvo a esa noche de lluvia. Mis padres, los padres de Adela, la policía en el jardín. Nosotros empapados, con pilotos amarillos. Los policías que salían de la casa diciendo que no con la cabeza. La madre de Adela desmayada bajo la lluvia.
Nunca la encontraron. Ni viva ni muerta. Nos pidieron la descripción del interior de la casa. Contamos. Repetimos. Mi madre me dio un cachetazo cuando hablé de los estantes y de la luz. «¡La casa está llena de escombros, mentirosa!», me gritó. La madre de Adela lloraba y pedía «por favor, dónde está Adela, dónde está Adela».
En la casa, le dijimos. Abrió una puerta de la casa, entró en una habitación y ahí debe estar todavía.
Los policías decían que no quedaba una sola puerta dentro de la casa. Ni nada que pudiera ser considerado una habitación. La casa era una cáscara, decían. Todas las paredes interiores habían sido demolidas.
Recuerdo que los escuché decir «máscara», no «cáscara». La casa es una máscara, escuché.
Nosotros mentíamos. O habíamos visto algo tan feroz que estábamos shockeados. Ellos no querían creer siquiera que habíamos entrado en la casa. Mi madre no nos creyó nunca. Ni siquiera cuando la policía rastrilló el barrio entero, allanando cada casa. El caso estuvo en televisión: nos dejaban ver los noticieros. Nos dejaban leer las revistas que hablaban de la desaparición. La madre de Adela nos visitó varias veces y siempre decía: «A ver si me dicen la verdad, chicos, a ver si se acuerdan…»
Nosotros volvíamos a contar todo. Ella se iba llorando. Mi hermano también lloraba. Yo la convencí, yo la hice entrar, decía.
Una noche, mi papá se despertó y escuchó que alguien intentaba abrir la puerta. Se levantó de la cama, agazapado, pensaba que encontraría a un ladrón. Encontró a Pablo, que luchaba con la llave en la cerradura —esa cerradura siempre andaba mal—; llevaba herramientas y una linterna en la mochila. Los escuché gritar durante horas y recuerdo que mi hermano le pedía por favor que quería mudarse, que si no se mudaba, se iba a volver loco.
Nos mudamos. Mi hermano se volvió loco igual. Se suicidó a los veintidós años. Yo reconocí el cuerpo destrozado. No tuve opción: mis padres estaban de vacaciones en la costa cuando se tiró bajo el tren, bien lejos de nuestra casa, cerca de la estación Beccar. No dejó una nota. Él siempre soñaba con Adela: en sus sueños, nuestra amiga no tenía uñas ni dientes, sangraba por la boca, sangraban sus manos.
Desde que Pablo se mató, vuelvo a la casa. Entro en el jardín, que sigue quemado y amarillo. Miro por las ventanas, abiertas como ojos negros: la policía derrumbó los ladrillos que las tapiaban hace quince años y así quedaron, abiertas. Adentro de la casa, cuando el sol la ilumina, se ven vigas y el techo agujereado y basura. Los chicos del barrio saben lo que pasó ahí adentro. En el suelo pintaron, con aerosol, el nombre de Adela. En las paredes de afuera también. ¿Dónde está Adela?, dice una pintada. Otra, más pequeña, escrita con fibra, repite el modelo de una leyenda urbana: hay que decir Adela tres veces a la medianoche, frente al espejo, con una vela en la mano, y entonces veremos reflejado lo que ella vio, quién se la llevó.
Mi hermano, que también visitaba la casa, vio esas indicaciones e hizo ese viejo ritual una noche. No vio nada. Rompió el espejo del baño con sus puños y tuvimos que llevarlo al hospital para que lo cosieran.
No me animo a entrar. Hay una pintada sobre la puerta que me mantiene afuera. Acá vive Adela, ¡cuidado!, dice. Imagino que la escribió un chico del barrio, en chiste o desafío. Pero yo sé que tiene razón. Que ésta es su casa. Y todavía no estoy preparada para visitarla."

V I B E C H E C K

submitted by Farajo001 to u/Farajo001 [link] [comments]


2019.05.26 20:18 emiedoly La verdad detrás de una manipulación en masa.

Primero que todo llevo pensando mucho tiempo si hacer esto o no. Me da mucho miedo hacerlo. Mucho. No voy a decir nombres, primero que todo porque todos saben los nombres de los dos abusadores y segundo porque todo el sentido “anti violencia” que se supone que tienen las funas se pierde. Yo partí siendo amiga de mi abusadora. Le confié cosas demasiado personales que ni siquiera le había confiado a mi grupo de amigas de ese entonces. Entre esas cosas mi abuso sexual. Ella me dijo que la dejara piola, que iba a quedar como loca. Y yo nunca supe que a futuro lo usaría para cagarme la vida a mi y a la persona que amo. Ella me hizo gancho con mi actual pareja. Yo no voy a hablar de toda la mierda que le hizo a mi pololo, manipulándolo, celándolo, insistiéndole, incluso golpeándolo. Eso no me corresponde a mí. Yo voy a hablar de cómo me quiere cagar la vida. De todo lo que ha hecho. Yo me enteré de que ocupaba mi mismo relato de abuso sexual pero en contra de mi pololo en febrero. Casi me morí. Porque mierda le quiere hacer esto? Porque mierda me restriega en la cara que me violaron? Yo sabia que se joteo a mi pololo (ya estando con su actual pareja), obvio mi pololo no le siguió el juego y quizás por esto comenzó toda esta locura. Me enteré porque desde octubre-noviembre comenzó a tratarme muy mal con comentarios pasivo-agresivos. Comentando cosas como “creo que subiste de peso” cuando íbamos al baño (weas que lamentablemente me importan) me respondía historias cuestionando todo lo que hacía y un día decidí no responderle. A veces trataba de iniciar una conversación tipo “me encanta esta serie” “temazo” (estupida, lo se) pero fue mi amiga y yo SIEMPRE trato de arreglar las cosas. En ese entonces siempre veía un rayo de luz en la gente (me jugó bastante en contra). En febrero, comenté una webada en una página de memes y me respondió pasiva agresiva nuevamente. Yo me sentí mal. Hace mucho no me hablaba y cuando lo hizo fue para tratarme mal. Me dio rabia. Yo decidí dejar de seguirla porque en diciembre puteó a mi hermana por Instagram, diciéndole pendeja culia inmadura y weas. Yo luego del comentario en la página de memes le hablé a ella por Instagram le pedí que parara de molestarme por favor. Se rio en mi cara me trato de loca culia (yo no respondí puro amor) obviamente le dije que que le pasaba como trataba así a la gente que amo, que porfa parara. Le conté a una amiga que estaba discutiendo con ella. Mi amiga me dijo: para, weon la mina está inventando que el Diego se la violó. Yo me quedé en shock. Yo recuerdo haberle preguntado a la mina si con el todo había sido con consentimiento y me dijo que si, el 100% de las veces fue con consentimiento. Citándola textualmente: “era como ohhhh si quiero esto” (tono sexual) Obviamente le dije a la mina que parara de mentir, me trato como el pico. Como el real pico, me trato de loca, se rio de mi... yo lloraba. Llame a mi pololo, me dijo que la mina empezó a decir eso hace tiempo, que no sabía porque, pero que me calmara, que nada iba a pasar. Que no me contó ya que la mina uso mi relato y que el no quería que me preocupara por el ni que reviviera toda mi pesadilla otra puta vez. Yo salí a caminar como una hora después de todo esto y noto a un weon de negro hablando por teléfono, no le di importancia. Había más gente en la calle. En un momento quedé sola. Comencé a escuchar pasos rápidos, miré atrás y venía un adolescente con poleron Oakley negro, lentes, guantes de lana en pleno verano y una bandana del joker en la boca. De su físico alcancé a notar que medía como 1.70, era Moreno, nariz ancha, voz entre grave y aguda y tenía una especie de flaps de pelo negro y ondulado. Bueno, note esto, comencé a correr, el me dijo “oye oye” con una voz demasiado nerviosa. Me alcanzó. Me tomo de la cara con el puño entre cerrado. Me miro unos segundos. Me tiro al piso, me rasguño con una navajuela gillette o algo en el brazo, me pateo me grito “te gustaría” dos veces y corrió. No quiero recordar esa escena. No fue todo con una fuerza impresionante ni nada. El weon estaba nervioso. Salió corriendo y todo. No me robó, no me violo, no me rapto, me metió miedo. Llame a mi pololo y a dos amigas. Hablé con una amiga que me llamo. (Mi mamá está embarazada y no quería que perdiera a mi hermano por esto) me vino a buscar mi pololo. Me llevo a su casa. Me calmo. No recuerdo bien todo porque estaba llorando y en shock. Su mamá me calmo. Llamo a mi mamá. Ella y mi pololo me acompañaron a constatar lesiones. La solución que dieron fue poner una patrulla de carabineros al rededor de mi casa. Llegué a mi casa. Día de mierda en donde toda la seguridad que me costo años encontrar se fue a la cresta. Antes de salir yo había hablado sobre una mina que me webeo durante mucho tiempo y lancé ayuda a gritos, lo borré después. Cuando llego a mi casa veo mensajes de la mina diciendo “deja de hablar de mi lokita” yo no le respondí, la bloqueé. Empiezan a llegar WhatsApps a mi grupo de curso. Eran audios. Era el pololo de esta mina con el celular de un amigo que va en mi curso. Me amenazaba. Me decía que la cortara con su mina, que si seguía cagabamos yo y mi pololo. Que los cabros no andaban con weas, que pegaba un telefonazo y era. Puras weas así. Yo llore cagada de miedo. Weon me atacaron ese día y me llega esto. Durante esos días me empiezan a llegar mensajes de cuentas anónimas diciendo que nos iban a cagar la vida a mi y a mi pololo. Puta, no aguante. Yo siempre trataba de ver un poco de luz en la gente. Desbloquee a la mina. Le mandé UN audio pidiéndole que parara, que no nos atormentara más, que yo creía en ella y creía que tenía empatía. Que nos conocía y que por favor nos dejara en paz. Y ella me contestó risas. Se cago de la risa. Risas, taldos, me trato pésimo, de culia, de aweona. Yo lancé mi teléfono al piso. Me puse a llorar. Porque chucha hay gente así. Que mierda quiere lograr. Agarre mi celular para bloquearla otra vez y ella borró la conversación. Yo le saqué pantallazos a la conversación entera cuando todo empezó y no me preocupe tanto. La bloquee. Me siguieron llegando mensajes horribles. Con fotos de gente colgada. Brazos con cortes. Gente torturada. Puta yo me cuestioné todo como chucha me mandaba esto... será ella o su pololo, serán amigos o que mierda. Se acercaba el comienzo de clases y yo estaba mal. No quería verle la cara a estos weones. Además el papa de esta mina hacía lo posible para cambiar de curso a mi pololo. Se supone que fiscalía da la orden, pero fiscalía deshechó el caso ya que ella misma lo desmintió. El caso no existía. Ese caso lo tuvo que poner el colegio como protocolo de abuso. Nos llegaban amenazas de que si no se cambiaba iba a ver lo que pasaba. Puta su mamá cedió. El colegio diría que en meses la cambiarían a ella y sería transitorio y volas. Yo no quería ir al colegio, sentía que si iba me haría algo. Cuestioné mucho en cambiarme, estuve a punto. Pero yo no soy la que tiene que pagar los platos rotos de esta mina. Un par de días luego del inicio escolar me llegan más amenazas, esta vez de una cuenta de memes de su pololo, donde el confirma frente mi y frente autoridades que fue él. Más que nada amenaza a mi pololo. Me dice weas horribles. Me dice que su mina tiene miedo de salir a la calle por mi culpa. Que la puteamos desde cuentas anónimas. (Otra vez apropiándose de historias ajenas) y el decía que sus juntes no andaban con weas, que no repetía las cosas. Que la próxima vez nos iba a hacer algo. Weon obviamente me cague de miedo como chucha controlamos cuentas que no son de nosotros?? Mostramos todo al colegio. El colegio abrió el protocolo de acoso escolar. El weon sigue hasta el día de hoy haciendo weas pasivas cómo reírse, hacer sonidos de peos cuando pasamos. Empujones a mi pololo. Etc. Me toca mi diferenciado de inglés y el esta ahí. Me dio miedo. El primer día sus amigos y el comienzan a webear con que se siente conmigo y la wea. Yo salí de la sala caminando rápido y fui a Coordinacion a avisar. Pasa el tiempo, amenazas siguen llegando. Fui a carabineros. Fui a la brigada de cibercrimen. (No diré la info que me han dado, porque sigue en investigación pero creo que no necesito decirla para que se hagan una idea). El primer mes en el colegio la mina pasaba al lado mío, se reía, hacía comentarios como “watona culia” (ella sabe lo que significa ese “”””insulto””””“ para mi) “fea culia” y weas así. Me comenzaron a llegar las amenazas “anónimas” más fuertes, los “cuélgate para que esto pare” las instrucciones de cómo suicidarme, me pedía fotos de mis cortes, puras weas morbosas y horribles. Comenzó a llegarme mi info personal y la de los que amo. Voy a ser honesta. Lo pensé una y mil veces... pensé en suicidarme. Acechaba a mi pololo, familia, amigos hasta y yo sentía que era mi responsabilidad parar esto suicidandome. Las cosas son como una montaña rusa, a veces para unos días y otras le da con todo para hacerme la vida imposible, a mi y a más gente. Me siguió a mi y amigas en el colegio por muchísimo tiempo. Entraba al baño en el que estábamos a solo mirarse en el espejo, calentaba en el mismo microondas en el que nosotras, sino en el de al lado. Se sentaba al lado de nosotras. Con mi pololo lo mismo. Nos seguía. Inventaba weas de mi mejor amiga también. Las seguía a ellas también. Es horrible vivir así. Así a sido más de dos meses. Llega el día de la funa y yo en verdad no paro de llorar. Por un lado mi pololo, que me hace feliz, que amo, comienza a ganar odio por mentiras, comienzan a tratarlo horrible. Llegan amenazas de más de una persona. Mensajes incitando al suicidio. Amenazas de muerte. Mensajes como “mereces carcel violador culiao” “ojalá te violen en la carcel” weas horribles. A mi también me llegan mensajes horribles. Un fin de semana de mierda. Por otro lado, revivo mi abuso, siempre, todos los días. Todos los putos días. Y es un arma de doble filo, sufre mi pololo, sufro yo. Sufro por la condena social y sufro por que me abre la herida. Siempre trato de guardar el tema... pero escuchar mi propia violación como un chiste, como una funa a alguien que amo... de verdad pasar por algo así weon, no se lo deseo a nadie. Una semana cuesta ir al baño? Me sigue costando. No voy casi nunca. Me da miedo. Las secuelas duran 5 años (físicamente) en muchos casos. Pensé que fue lo peor que me podía pasar hasta esto. Una bomba que me ataca todos los días por todas partes. Y yo le conté esta pesadilla como amiga. Fui tan weona. Como no note su personalidad narcisista? La mayoría de los abusadores saben cómo son las personas, inseguras. Se acercan a ellos, son encantadores, dicen cosas para subirte el ánimo, saben tus puntos débiles por la chucha. Se aprovechan de eso. Se aprovechan además de que todos dirán “ay, es tan amable, imposible que sea así de mala”. Me tratan de loca, mentirosa, etc. Yo sé la verdad. Cada quien cree lo que quiere creer. Por eso no juzgo a mis hermanas que le creyeron. Porque nuestro deber como mujeres es creernos y apoyarnos. Lamentablemente se aprovechó de eso. Se rió de eso. Aludió al movimiento feminista para esto. Si me da paja toda la gente que en estos momentos nos odia, no nos habla. Nada. Gente que sé que fueron súper importantes en nuestras vidas. Pero puta que agradezco el apoyo. Agradezco a mis amigas que me ampararon siempre durante todo esto. Agradezco a mi familia que me ha apoyado. Agradezco a toda persona que me haya apoyado, defendido, ayudado. Agradezco a la gente que se preocupó por nosotros, que nos habló y apoyó. Gracias en serio. La historia sin el apoyo de esta gente sería trágica. El que te hagan la vida imposible y den vuelta toda la historia es horrible. Si, es una pesadilla 24/7. Pero me hizo más fuerte que la mierda. Fui débil muchos momentos, estuve a punto de dejar todo atrás. Pero no soy la misma mujer que hace un año. He ganado fuerza. Me siento una mujer fuerte. Menos ingenua. Más preparada para la vida, porque la vida es así, es dura. Yo subo esto sin aludir a ningún movimiento y sin obligar a nadie a creer. Vengo a decir la verdad. La verdad de la historia porque creo que todos merecen por lo menos escucharla antes de opinar. Tengan ojo con lo que cuentan, tengan ojo de con quien se relacionan. Pueden parecer las mejores personas, chistosas, amables, etc. Así son los abusadores. No soy psicóloga para diagnosticar a nadie ni tengo el derecho de hablar de un diagnóstico existente ajeno, pero así son las personalidades de abusadores narcisistas. Se disfrazan de muchas formas, de víctimas la mayoría del tiempo. Lo peor es que sé que no soy la única pasando por un momento parecido debido a esta persona. Sé que golpearon a un ex alumno debido a ella. Se que uno de mis cercanos fue golpeado y amenazado por culpa de las mentiras de esta mujer. Se que otras mujeres han sido amenazadas por ella. Yo voy a luchar, por mí, por mi pololo y por todas las víctimas de esta mujer. Basta. Basta de este maltrato. La verdad siempre sale a la luz. Y ya era hora.
Lo que pasó cuando me violaron.
Yo le dije mil veces que no quería tener sexo anal, mil veces. Un día íbamos a tirar vaginalmente y me insistió que me pusiera en cuatro, le dije que bueno. Tirando en cuatro el paro por unos segundos y antes de poder hablar me penetro por el ano muy fuerte y obviamente yo grité de dolor a lo que el empujó mi cabeza en contra de la almohada. El esperaba que mi ano se cerrara para volver a penetrarme y lo hizo con fuerza y rápido muchas veces para “acabar” más rápido y que no me molestara tanto. No se si se dio cuenta que yo lloraba contra la almohada, pero cuando me di vuelta seguí llorando y vi su cara de placer y vomité en mi pieza. Después de diez minutos me pidió perdón y me quedé callada. Le dije que no tenía ganas de hablar y que se fuera y lo hizo. No había nadie en mi casa. Me puse los pantalones y fui a buscar cosas para limpiar mi vomito porque no quería que nadie se enterara. Fui a hacer pipí y además de ver mis calzones con sangre, me dolía muchísimo. Me metí a la ducha y me costo muchísimo lavarme, pero lo hice porque me sentía inmunda y asqueada. Habían días en los que sangraba y una semana después tuve que ir al baño y sangre mucho, fue un dolor inmenso. Llore demasiado y se sentía cómo ese dolor que te invade el cuerpo y te deja sin respiración con una sensación rara en el pecho, el mismo dolor que sentí cuando me hizo esa mierda. Yo sentía que me causaría un prolapso anal, por eso cuando se volvió viral el video de los prolapsos sentía una incomodidad enorme. Asi fue como me fui aguantando lo maximo que pudiera hasta tener diarrea, que duele un montón también pero por lo menos no hago fuerza y algo contundente no pasa por ahí. A veces pasan semanas y simplemente tomo un laxante. Pero no puedo ir al baño regular.
Después de un tiempo decidí que era hora de hablar y le dije a mi mamá, me llevo al médico. Tenía una fisura anal crónica en el ano por lesiones. Es decir una lesión que siempre estará ahí, que causa hemorroides centinelas si se hace mucho esfuerzo o se causa una mínima lesión en el ano.
Muchas veces boto sangre al ir lo poco que voy al baño. A veces voy cada una semana, otras cada dos, y mi máximo 3 y media. Cada vez que voy al baño imágenes de mi violación pasan por mi cabeza. Después de un tiempo les conté levemente a unas amigas y a mi pareja. Una “amiga” me insistió por más detalles y le dije cómo fue la violacion, mis sentimientos y un par de consecuencias. Bueno, ya saben en lo que termino todo eso.
Ahora cada vez que me duele, me sangra, voy al baño, o simplemente existo, pienso en mi violación, y no solo en eso, también en lo que la Ignacia me hizo. Como se rió en mi cara de esto y lo convirtió en una pesadilla aún más grande para mi.
[la verdad de una manipulación en masa.](realidad.com)
submitted by emiedoly to testimonials [link] [comments]


2019.02.05 22:29 marvarlife Vinos, Tequilas y Cervezas

Vinos, tequilas y cervezas
Mis primera cerveza la tomé a los dieciséis, es decir, un poco tarde pues en mi pueblo todo mundo comienza a eso de los doce. Mi primera borrachera la tuve a los diecisiete en la fiesta de colegio entre mis amigos y mi novia. Habíamos comprado una botella de ron barato, ron de pobres y de estudiantes. El primer trago fue el más duro, raspón ineludible de garganta y sensación de fuegos en la panza. Otro pues.
Siempre es lo mismo; el primer trago pide el segundo, el segundo pide el tercero...Euforia, sentimiento de súper poderes, de sabelotodo, de súper macho, súper guapo; el mundo es tuyo. Amanecimos caminando por la acera, sentándonos por momentos, tratando de evitar caer, enfermos de resaca, a punto de vomitar. Y juré, cómo todos juran, “jamás volver a tomar”
Mi novia no quiso hablarme por más de una semana. Aparentemente yo había pasado la noche tratando de seducir a su mejor amiga. No me creyó que yo no tenía ni idea de ese asunto.
Efectos secundarios, pérdida de memoria, que explican porqué después de severendas borracheras no sólo nos sentimos físicamente terrible, pero, también culpables de lo que pudimos haber hecho durante la libadera extrema. A quién habremos gritado? Qué chistes de mal gusto habremos contado? Qué indiscreciones con la vecina o con las amigas habremos cometido? “Juro que es la última vez”, decimos por enésima vez.
El colegio fue donde la “presión social” nos llevó a hacernos expertos catadores de cervezas y rones baratos; presupuestos restringidos no nos alcanzaron para los rones y vinos finos, mucho menos para los buenos bourbons. “Otro más” y “juro que esta es la última vez” llegaron a ser proposiciones casi naturales en nuestras locas fiestas de adolescentes y preludio a los tiempos de universidad, donde el alcohol es un modus vivendi al que había que amoldarse con tiempo. Otro pues!
Mis amigos de universidad más cercanos, Julio y Manuel eran “buenos” tomadores. Yo siempre tuve un límite menor y casi siempre terminaba con grandes resacas. El efecto des-inhibidor y de alegría compartida potenciados por las bebidas de Baco eran un ritual de celebraciones sin fin, sea para celebrar un fin de exámenes, un partido de fútbol, una nueva conquista, una tarde de estudios, lo que fuera. Otro pues!.
Y es que las bebidas alcohólicas han estado con nosotros por miles de años. Y para justificar nuestra amistad con (no hablo de adicciones aquí, no éramos adictos, no) el vino, el ron y las cervezas, concluimos que, después de investigar concienzudamente, aún en algunas partes de las culturas y religiones antiguas, se habla de las grandes bondades de las bebidas reconfortantes. Y encontramos escritos en Eclesiastés y en los Salmos que hablan de “tomar el vino que alegra el corazón”. Otro pues!
Moderación era lo único que nos faltaba. La falta de ella nos llevó a hacer puras babosadas, como cuando Julio, Mario y yo decidimos que el que no se paseara desnudo frente al departamento de sicología, donde estudiaban las muchachas más bonitas de la universidad, era un gran mariposon...y terminamos expulsados por exhibicionismo y malandros. O como cuando queriendo impresionar a unas hermosas chicas, las invitamos a un restaurante caro, pedimos comida y tequilas para todos y terminamos pagando una parte de la cuenta con trabajo en la lavandería de trastos. Otro pues!
Grandes filósofos y poetas han escrito sobre las bondades del maravilloso elixir. Las más bellas canciones de amor, las épicas odas y poemas con las que suspiramos, amamos y hasta lloramos, fueron inspiradas bajo la liberadora esencia de un buen vino. Otro pues!
Dioses como Dionisio, Baco y Osiris (Julio, Mario y Yo así creíamos) daban cuenta de la exuberancia y del engrandecimiento del espíritu humano, de la capacidad de alcanzar un grado más elevado del ser bajo el influjo de sus vitivinícolas espíritus. Otro pues!
Y llegó la edad madura, no más borracheras, no más locura. Hoy bebo sólo buen vino, bebo con moderación, para acompañar una buena carne o para leer un buen libro en una tarde sosiega con la duena de mi corazon. Otro pues!
submitted by marvarlife to espanol [link] [comments]


2018.12.17 02:40 marvarlife Vinos, tequilas y cervezas...

Vinos, tequilas y cervezas
Mis primera cerveza la tomé a los dieciséis, es decir, un poco tarde pues en mi pueblo todo mundo comienza a eso de los doce. Mi primera borrachera la tuve a los diecisiete en la fiesta de colegio entre mis amigos y mi novia. Habíamos comprado una botella de ron barato, ron de pobres y de estudiantes. El primer trago fue el más duro, raspón ineludible de garganta y sensación de fuegos en la panza. Otro pues.
Siempre es lo mismo; el primer trago pide el segundo, el segundo pide el tercero...Euforia, sentimiento de súper poderes, de sabelotodo, de súper macho, súper guapo; el mundo es tuyo. Amanecimos caminando por la acera, sentándonos por momentos, tratando de evitar caer, enfermos de resaca, a punto de vomitar. Y juré, cómo todos juran, “jamás volver a tomar”
Mi novia no quiso hablarme por más de una semana. Aparentemente yo había pasado la noche tratando de seducir a su mejor amiga. No me creyó que yo no tenía ni idea de ese asunto.
Efectos secundarios, pérdida de memoria, que explican porqué después de severendas borracheras no sólo nos sentimos físicamente terrible, pero, también culpables de lo que pudimos haber hecho durante la libadera extrema. A quién habremos gritado? Qué chistes de mal gusto habremos contado? Qué indiscreciones con la vecina o con las amigas habremos cometido? “Juro que es la última vez”, decimos por enésima vez.
El colegio fue donde la “presión social” nos llevó a hacernos expertos catadores de cervezas y rones baratos; presupuestos restringidos no nos alcanzaron para los rones y vinos finos, mucho menos para los buenos bourbons. “Otro más” y “juro que esta es la última vez” llegaron a ser proposiciones casi naturales en nuestras locas fiestas de adolescentes y preludio a los tiempos de universidad, donde el alcohol es un modus vivendi al que había que amoldarse con tiempo. Otro pues!
Mis amigos de universidad más cercanos, Julio y Manuel eran “buenos” tomadores. Yo siempre tuve un límite menor y casi siempre terminaba con grandes resacas. El efecto des-inhibidor y de alegría compartida potenciados por las bebidas de Baco eran un ritual de celebraciones sin fin, sea para celebrar un fin de exámenes, un partido de fútbol, una nueva conquista, una tarde de estudios, lo que fuera. Otro pues!.
Y es que las bebidas alcohólicas han estado con nosotros por miles de años. Y para justificar nuestra amistad con (no hablo de adicciones aquí, no éramos adictos, no) el vino, el ron y las cervezas, concluimos que, después de investigar concienzudamente, aún en algunas partes de las culturas y religiones antiguas, se habla de las grandes bondades de las bebidas reconfortantes. Y encontramos escritos en Eclesiastés y en los Salmos que hablan de “tomar el vino que alegra el corazón”. Otro pues!
Moderación era lo único que nos faltaba. La falta de ella nos llevó a hacer puras babosadas, como cuando Julio, Mario y yo decidimos que el que no se paseara desnudo frente al departamento de sicología, donde estudiaban las muchachas más bonitas de la universidad, era un gran mariposon...y terminamos expulsados por exhibicionismo y malandros. O como cuando queriendo impresionar a unas hermosas chicas, las invitamos a un restaurante caro, pedimos comida y tequilas para todos y terminamos pagando una parte de la cuenta con trabajo en la lavandería de trastos. Otro pues!
Grandes filósofos y poetas han escrito sobre las bondades del maravilloso elixir. Las más bellas canciones de amor, las épicas odas y poemas con las que suspiramos, amamos y hasta lloramos, fueron inspiradas bajo la liberadora esencia de un buen vino. Otro pues!
Dioses como Dionisio, Baco y Osiris (Julio, Mario y Yo así creíamos) daban cuenta de la exuberancia y del engrandecimiento del espíritu humano, de la capacidad de alcanzar un grado más elevado del ser bajo el influjo de sus vitivinícolas espíritus. Otro pues!
Y llegó la edad madura, no más borracheras, no más locura. Hoy bebo sólo buen vino, bebo con moderación, para acompañar una buena carne o para leer un buen libro en una tarde sosiega con la duena de mi corazon. Otro pues!
submitted by marvarlife to mexico [link] [comments]


2018.10.21 13:36 carrotjournalist ¿A alguien más le pasa que le cuesta más escribir en español que en inglés?

(Nueva en el sub en busca de consejo).
Soy hablante nativa de español, pero luego de vivir y estudiar en Canadá, dejé de leer libros en español por varios años. Recientemente retomé la escritura y trabajé un manuscrito de una novela en inglés. Los diálogos, e incluso las descripciones y las bromas me fluyen de mejor forma. Cuando intenté trabajar la misma historia en español, fallé. Llevo más de un mes intentando reescribir, porque simplemente traducirla me parece absurdo y siento que pierde gran parte de lo atractivo de la narrativa, porque muchas cosas simplemente no funcionan en español (insultos, chistes, etc.).
Para remediarlo, le pedí prestados una pila de libros YA (traducidos al español) a mi hermana adolescente, pero me cuesta MUCHÍSIMO, avanzar más de dos o tres capítulos en cualquiera de ellos, porque estoy constantemente comparándolos con su versión en inglés, que usualmente me parece mucho mejor.
¿A alguien más le ha pasado esto? ¿Cómo salgo de este agujero? ¿Tienen algún consejo?
PD: Mi historia es básicamente realidad fantástica, es la extrapolación de un hecho histórico a un mundo donde la gente tiene poderes.
submitted by carrotjournalist to escribir [link] [comments]


2018.10.10 00:07 El-Discrepador Velador en centro comercial (Parte 10 Final) [O]

Parte 1
Parte 2
Parte 3
Parte 4
Parte 5
Parte 6
Parte 7
Parte 8
Parte 9
Raúl no se presento a trabajar, no sabía si realizar el recorrido solo o no. En un momento de enojo tome una de las armas y me dirigí a hacer el recorrido que obviamente me llevo el doble de tiempo, en cada puerta o pasillo oscuro llevaba preparada el arma, llevaba también linterna de Raúl. Cuando llegue a zona de muebles la recorrí rápidamente y con el arma lista apuntando hacia adelante, el espejo donde había entrado la mujer el otro día se veía normal. Me dirigí hacia los sanitarios y al entrar al de hombres amartille el arma. Todo normal, ni un sonido fuera de lugar, el baño de las mujeres se encontraba igual. Revise las ultimas puertas y todo se encontraba en orden ese orden incomodo que siempre ha tenido ese centro comercial. En el cuarto de vigilancia me dieron ganas de llorar como si ese recorrido me hubiera lastimado demasiado. Me recosté un rato en el sillón y dormite por un momento. Me levante después de 15 minutos y me dispuse a ver los monitores, todo parecía solo y desolado, yo mismo me sentía abandonado en ese escritorio.
Ese día termine tan cansado que no fui a mi segundo trabajo, fui directamente a casa y dormí hasta entrada la tarde, casi llego tarde a trabajar. Al llegar me informaron que Raúl no se había presentado ese día (Raúl era más puntual que yo y casi siempre llegaba 5 minutos antes de la hora de entrada). Mi jefe me informo que nadie del turno de la mañana estaba dispuesto a apoyarme en el turno de la noche. También me informo que buscarían un nuevo compañero lo más rápido posible. Me senté en la silla a ver los monitores cuando todos terminaron de salir, ese día no hice el recorrido.
Al cuarto día era claro que Raúl no iba a regresar. A pesar de que intente llamar a su casa para saber que le había pasado nadie me respondió. Comencé una rutina para los recorridos para hacerlos yo solo, primero revisaba que las puertas estuvieran aseguradas y después revisaba la zona de productos y las cajas, cuando pasaba por el área de comida me acordaba de los sándwiches que habíamos comido el ultimo día que lo vi y que fue la razón por la que Raúl había ido al sanitario cuando no lo volví a ver. Decido que en las próximas semanas me daría algún tiempo para ir a visitarlo a su casa. Me indicaron que podría llevarle su liquidación, no era mucho dinero pero seguramente le serviría. No sabía que lo vería mucho antes.
Las noches se comenzaron a tonar frías y pesadas, me sentía como un animal atrapado en el centro comercial en cada turno. Poco a poco las situaciones se repetían nuevamente, las cosas comenzaron a moverse o a aparecer y estoy seguro que comenzaba a oír voces. Al principio eran como murmullos o susurros, aunque en un par de ocasiones me pareció oír que murmuraban mi nombre. Pensaba que me estaba volviendo loco y el rumor de aquella voz de alguna manera me comenzaba a hipnotizar. Me comencé a asustar y a dudar de mi cordura cuando por ejemplo recogía un carrito de algún pasillo, lo colocaba con los demás y al regresar al pasillo en cuestión el carrito seguía ahí, o cuando colocaba un articulo fuera de lugar y justo cuando estaba acomodando el articulo y lo tenía aun en la mano, veía otro en el piso. Lo único que me ayudaba a conservar la cordura era que al final del turno cuando salía de ahí en mi otro trabajo nada de eso pasaba y en mi casa todo era normal.
Así paso una semana. Durante la segunda semana todo parecía mejorar con respecto a la casa de mis padres ya que había llegado a un acuerdo con el banco, con la cantidad que había podido ahorrar podía prácticamente liquidar la deuda y recuperar la casa. Otra cosa era el juicio sobre mis negocios. Sin embargo la más importante era la casa de mis padres ya que tenía mucho valor sentimental ya que ahí había pasado toda mi infancia. Recuerdo muy bien que fue un miércoles en la madrugada el ultimo día que estuve de noche en ese centro comercial, no puedo olvidarlo al día de hoy, fue la tercera semana después de que Raúl había dejado de asistir al trabajo.
Parecía que iba a ser un día "normal" dentro del centro comercial, llegue, recibí los reportes del día, la gente salió como siempre y me dedique a vigilar los monitores antes de comenzar el recorrido habitual. Tenía preparada el arma como en los días anteriores y estaba sobre el escritorio con el seguro puesto. Me senté a ver los monitores casi a las 12:00 de la noche. Vi algunas sombras en el monitor pero nada especial, parecían manchas de la cámara o algún insecto que se acerco demasiado por medio segundo en las cámaras, ya antes había sucedido. Me sentía mas cansado de lo habitual por lo que me tome un café. Me dirigí al sanitario dentro del cuarto de vigilancia y me mire al espejo, las ojeras parecían más acentuadas esa noche, "que noche tan pesada me espera" dije para mí mismo. En ese momento oí ruidos en el radio interferencia como había sucedido alguna otra vez. "Tsss, hola, hol.., ¡ayudaaaaa!, jajaja, ¡nooooooo!, jajaja, Javieeerrrr, ¡No quiero estar aquí!..... ¡noooo dejameeeee!...." fueron algunas de las palabras que pude identificar. Todas las voces eran diferentes, de hombres mujeres e incluso una que otra de niños o adolescentes "gente jugando con las bandas de radio" pensé. Algunas parecían reales, otras parecía que fueron grabadas bajo el agua o algún tipo de filtro. Me dispuse a tomar una siesta de 15 minutos para iniciar el recorrido y despejarme, me recosté en el sillón y puse mi alarma. Me quede profundamente dormido y no recuerdo si soñé algo, sin embargo me desperté porque empecé a oír el llanto de un niño justo en mis oídos "¡buaaaa, ¡buaaaaa!, ¡sob! ¡sob! ¡buaaaaa!" me desperté con la cabeza dolorida y el llanto en mis oídos, creo que me acoste en mala posición porque me dolía el cuello me sentía más cansado que al principio. "¡Rayos!, Me quede dormido?" Vi la hora y había pasado dos horas y mi alarma o no sonó o no la escuche, a mi me parecía que apenas me había recostado. Me dirigí a los monitores y todo parecía normal, sin embargo el llanto del infante aunque se oía mas lejano que al principio. Me tomo un par de minutos razonar la hora que era y que el sonido del llanto se estaba oyendo en el centro comercial y no solo en mi cabeza.
"¿Que está pasando?" me pregunte, tome la lámpara y el radio y me dirigí rápidamente hacia abajo a buscar el origen del sonido, sentía la cabeza como despegada del cuerpo y al mismo tiempo nebulosa y desorientada. Molesto empecé a buscar el origen del llanto, parecía que provenía del otro lado del centro comercial en el área de muebles o sanitarios. A medio camino sentí mucha ansiedad porque si alguien había olvidado un bebe o un niño dentro del centro comercial yo no había revisado sino hasta altas horas de la noche, "seguro me van a despedir por esto" pensé. A medio camino desapareció el llanto, no se oía nada, me di cuenta que no llevaba el arma, mi mente se comenzó a aclarar un poco. "Demonios, deje el arma en el cuarto", justo comenzaba a dirigirme de regreso al cuarto de vigilancia cuando volví a escuchar el llanto "¡buaaaa, ¡sob! ¡buaaaaa!,¡sob! ¡buaaaaa!", el llanto era agudo y se escuchaba más claramente, el llanto provenía del sanitario de mujeres al parecer. me dirigí al sanitario con paso apresurado, cuando estaba frente a la puerta y levantando la mano para tomar el picaporte mi mente reacciono. Vino a mi memoria el incidente de Raúl y el susto que había recibido por la mujer que habia entrado al espejo. En ese justo instante el llanto se escucho más fuerte.
"¡Buaaaaaaaa JAJajAJajAjAjAJaJAjA, sob, Buaaaaaaaa JAJajAJajAjAjAJaJAjA!," Ahora el llanto se oía al principio pero al final era una risa burlona y chillona de una mujer, animalesca y terrible como de triunfo que me taladro los oídos, me helo la sangre y me paralizo, sentí como la fuerza de los pies me abandonaba y los cabellos se me levantaron como si alguien tirara de ellos hacia arriba. "Sob, snif, Buaaaaaaaa JAJajAJajauuuuuaaAaAa, snif, Buaaaaaaaa JAJajAJajAjAjAJaJAjA!, JAjAJaAJAaJAajAJaaa," La puerta se abrió abruptamente y ahí solo había oscuridad y el llanto-risa se oía más fuerte que me cimbraba los huesos. Comenzaron a aparecer en aquella oscuridad ojos grandes y pequeños como si despertaran abruptamente de un largo sueño, ojos enrojecidos o amarillentos enfurecidos, llenos de odio, hambre, desesperación y muerte. Poco a poco iban apareciendo mas y mas hasta llenar casi toda la oscuridad, intente caminar hacia atrás pero el tiempo parecía detenido, sentía que mi mente colapsaba, los ojos malditos comenzaron a arremolinarse como si un vórtice dentro del baño de mujeres los absorbiera succionando a la vez el llanto-risa "¡buaaaajajajaja, ¡sob! ¡buaaaaajajajaa!, ¡snif!. Caí de espaldas e intente alejarme pataleando con todas mis fuerzas, sentía claramente que ese vórtice me absorbía con intensa furia. Se oían voces que provenían de dentro del vortice "¡Ayudaaaa, !Nooooooo!, !Eres parte de nosotros Javier!, !No escaparas!, !Eres mío!, ¡ Arrrghghhh!, ¡Jajajaja!, !mátalo ya!, !correeee!, !GRRRhhhhglubglub!" Muchas de esas voces graves y cavernosas. En mi desesperación por huir de ahí, pude ver como un gran dedo largo huesudo de piel grisácea y podrida con una uña larga sanguinolenta puntiaguda arqueada como un gancho salía de esa oscuridad e intentaba atraparme. Me di vuelta para levantarme y salir corriendo y sentí una punzada en la espalda, Muchas de las voces gritaron triunfantes "¡SIIIII UNO MAS!, "!DAMELO A MI!, !COME CON NOSOTROS!", "¡QUE SUFRA CON NOSOTROS YAAA¡" ¡JEJEJE!, Mientras otras decían "¡NOOOO!, ¡NO DEBISTE VENIR NUNCA!, ¡PORQUE NO CORRISTE!, ¡SALVAME!. Mi mente no pudo mas grite con todas mis fuerzas mientras sentía que ese dedo me arrastraba "¡ALGUIEN AYUDEME! ¡NOOOOO!, ¡¡DEJAME EN PAZ!!, ¡¡AARRRGHHH!!. Mi mente y cuerpo no pudieron mas y mi desvanecí.
Corriendo por un largo pasillo oscuro con miles de puertas a ambos lados, intenta abrirlas y todas estaba cerradas, las voces y la oscuridad se me venían encima y corría y corría con todas mis fuerzas. Iba llorando y pensaba en la vida que había llevado, en mis padres y en las cosas materiales que me habían importado en la vida pero en esa oscuridad lo único que me importaba era mantener mi existencia y mi mente. Esa oscuridad inmensa estaba cerca y podía oír las voces, corría con todas mis fuerzas, sentía que esa cosa me desgarraba y cada pedazo de mi que quedaba atrás desaparecía para siempre en medio de mucho dolor. Cuando sentía todo perdido y que no podía mas, vi una tenue luz apenas del tamaño de un insecto, corrí con toda el alma y sentía que desaparecería con ese último esfuerzo, cuando me acerque a la luz vi que provenía de una puerta que abrí presuroso y entre, una gran luz me inundo. Me encontré en una habitación con un gran ventanal a la izquierda del cual emanaba una luz reconfortante y cálida que lo inundaba todo, en la cama que estaba en medio de la habitación estaban sentados mis padres. Súbitamente toda la desesperación y miedo se desvanecieron al instante, con lagrimas en los ojos mis padres me abrazaban y yo lloraba pero ahora de felicidad. En mi mente parecía que todo lo sufrido dejaba de tener sentido con el simple hecho de estar ahí. Mis padres no me dijeron nada pero parecía que me lo decían todo tan solo con su presencia. Me sentía tranquilo, amado y feliz. Del otro lado de la puerta estaba la oscuridad pero ya no sentía miedo, me llamaba "Javieeeerrrr ggrr, Javieeerrr, Veeeennn, veenn ggrrr con nosotroossssss, ¿dóndeeee essstaassss?". Mi padres me tomaron de las manos y me sentaron en la cama, me daban un beso en la frente y me decían "no te preocupes", Salían por la puerta y me quedaba ahí pensativo, me sentía dichoso. Desperté al otro día con los ojos llorosos y un dolor agudo en la espalda, estaba amaneciendo. Mi mente recordaba el terror que había vivido, pero mi corazón se sentía en calma. Me dirigí al cuarto de vigilancia, faltaba un poco más de una hora para que comenzaran a llegar los empleados, en mi corazón sabía exactamente lo que iba a hacer. Los empleados llegaron, les deje pasar como todos los días y todos me vieron un poco asustados como si sintieran pudieran sentir mi felicidad y no creerlo. En cuanto llego mi jefe renuncie y solicite mi liquidación, por un momento quiso decirme algo pero después de un par de segundos me los concedió.
"Es una pena que te vayas, ¿sabes?, tu perteneces aquí" me dijo y me puso en alerta. "Sí, bueno, creo que mi tarea aquí ya se cumplió" Dije, mi jefe me miro extrañado. "Si algún día quieres reg......" "No creo que vuelva a regresar a trabajar aquí" dije abruptamente. "Bueno, puedes pasar por tu liquidación la semana que viene y dile a Raúl que pase también, no se vaya a escapar de esta también". " ¿Que dijo?" "Nada, nada, si quieren pasen juntos la semana que viene" Me dijo un poco molesto.
Me dirigí a mi otro trabajo y todo fue bien. Esa dicha o felicidad que sentí estando con mis padres me duro al menos tres días durante los cuales dormí como no dormía desde mi niñez. Ese fin de semana decidí ir a ver a Raúl a su casa. Fui un domingo temprano, me abrió su mama cuando llegue a su casa, cuando le explique la situación me indico que pasara porque Raúl no estaba en ese momento porque había ido a misa. Esto me extraño ya que según me había dicho era ateo. Su mama me invito a sentarme en la sala pequeña, me ofreció un café que acepte gustoso. Su madre me interrogo.
"Quisiera preguntarle que sucedió el día que Raúl dejo ir a trabajar, llego aquí muy agitado, tenia calentura y durante la noche se despertaba gritando, parecía que deliraba por lo que lo llevamos al hospital. Estuvo internado tres días y bajo mucho de peso, cuando le preguntamos simplemente nos dijo que había comido algo que le había caído muy mal, después de que lo trajimos a casa nos dijo que quería ir a la iglesia y nos pareció un chiste, el nunca ha creído en dios y la única que es católica es mi hermana, pensamos que el regalo que ella le dio lo mal influencio." dijo su mama un poco preocupada.
"No puedo decirle nada señora, ese día Raúl se fue muy apresurado y no he podido comunicarme con él hasta el momento." Se escucho claramente que alguien abrió la puerta. Raúl entro y cuando me vio palideció, miro a su mama y a mí y no supo que decir. "Mira hijo quien vino, es tu compañero de trabajo", "Ehhh sí, eso veo mama" dijo Raúl. "Raúl, vine a verte porque me tenias muy preocupado, además me autorizaron a decirte que puedes ir por tu liquidación la próxima semana". "No pienso volver ahí" dijo Raúl abruptamente. "Pero Raúl, necesitas el dinero para la escuela." dijo la mama de Raúl. "No te preocupes Raúl, podemos ir juntos la semana próxima", " ¿Qué? ¿ya no trabajas ahí?", "no, renuncie hoy mismo, también traigo la lámpara que olvidaste, me sirvió de mucho". Raúl se quedo viendo la lámpara pensativo y dijo "vamos a mi cuarto quiero mostrarte algo", "Está bien" dije. "Preparare mas café y unas galletas" dijo su mama, "Esta bien mama, por aquí Javier por las escaleras". Llegamos a una habitación modesta pero ordenada con un escritorio y una ventana al fondo que daba hacia la calle, tenía varios libros en las repisas arriba de la cama y pude ver una biblia. También vi un Cristo colgado en una de las paredes. Me senté en la cama, Raúl se sentó pensativo en la silla del escritorio.
" ¿Por que ya no trabajas ahí?" Dijo Raúl. "Bueno, es una larga historia pero vine principalmente para saber que te paso a ti". "Hmmm, no sé a veces dudo que haya pasado pero cuando llega la noche o pienso un poco en ese día siento mucho miedo, a veces pienso que enloquecí". Después de un rato pensando dijo "no sé si me vayas a creer pero, ¿recuerdas que me sentía mal del estomago y fui al sanitario?", "Si, lo recuerdo bien". "Bueno pues entre a uno de los cubículos, deje el radio y la lámpara en el piso y cuando me disponía a salir oí ruidos en el cubículo de al lado, me asome por debajo y vi un pie descalzo como si alguien estuviera en el cubículo de al lado, tarde un par de segundos en asimilarlo, tome la lámpara y salí, El pie seguía ahí cuando salí y cuando iba a abrir la puerta vi que comenzó a moverse, como si bailara pero solo se veía un pie nada más. Cuando abrí la puerta la luz se fue, incluso la de mi lámpara y un miedo muy intenso me inundo el cuerpo. El cuarto se enfrió de inmediato, golpee mi lámpara y destello un poco, en esos pocos destellos me pareció ver que ya no estaba en el sanitario sino en algún otro lugar sin paredes lleno de personas o mejor dicho sombras. Golpee la lámpara nuevamente y encendió muy tenuemente, me dirigí hacia la puerta de salida y sentí que algo me lo impedía como si cientos de brazos me agarraban por la espalda, comencé a oír voces que me reclamaban, me pedían ayuda o decían mi nombre. Ya para entonces pensaba que me estaba volviendo loco y con todas mis fuerzas me dirigí hacia la puerta, cuando la abrí y entro la luz del centro comercial, algo me rasguño en la espalda y sentí que me jalaban de la cadena que me había regalado mi tía. Grite y caí al suelo, me voltee para ver qué era lo que me detenía y pude ver un ser demoniaco y terrible, con una sonrisa maquiavélica llena de dientes grandes y sucios, me llamaba con sus largos dedos y podridos, el olor era nauseabundo, lo podía oír en mi cabeza junto con un conjunto de voces que reclamaban mi ser y mi alma como suyos. Mi mente se negaba a creer lo que estaba viendo. No sé cómo me levante e intente correr hacia el cuarto de vigilancia con la lámpara en la mano, podía oír como alguien decía mi nombre desde esa dirección. Cuando ilumine hacia arriba pude ver al guardia con la cara hinchada y desfigurada pero con la misma sonrisa maquiavélica y burlona que acababa de ver hace un momento. No pude mas y salí corriendo de allí. Corrí sin parar por un par de cuadras, estaba empapado de sudor y por la lluvia, me quede no se cuanto tiempo abajo de la luz de una farola, todavía podía oír esas voces en mi cabeza y me dolía mucho la espalda. No quería alejarme de esa luz, sentía que si me acercaba un poco hacia la oscuridad esa cosa me atraparía o vería esa cara demoniaca. Cuando amaneció y el sol ya se podía ver, me dirigí hacia aquí, quise descansar y no pude. Podía ver entre sueños seres demoniacos oía las voces y sentía esa punzada en mi espalda. No recuerdo más, me dijeron que estuve delirando en el hospital, cuando desperté me preguntaron que sucedió y solo les dije que un sándwich me había caído mal, aunque los médicos no se lo creyeron ya que no tenía ninguna infección intestinal. Al final solo le dijeron a mis padres que había enfermado por exceso de trabajo."
Nos quedamos pensativos un momento y Raúl me dijo sin tapujos "Y a ti, ¿te sucedió algo?"Le conté lo que me había sucedido y volvió a palidecer, cuanto termine la historia, un libro cayo de la repisa sobre la cama aparentemente sin que nadie lo tocara. Nos quedamos mirando un momento, Raúl lo levanto y me dijo "sabes, nunca habría creído en esas cosas si no las hubiera vivido pero ahora no tengo dudas, creo también que ese día la cadena que me regalo mi tía me salvo de esa cosa."
Toc toc, "¿se puede pasar?" dijo la mama de Raúl, "si" respondió Raúl, nos sirvió el café y dejo unas galletas. Después de tomar un sorbo de café Raúl me dijo "Esto es lo que quiero mostrarte". En su computadora tenía un conjunto de noticias de periódicos y algunas fotos sobre el centro comercial.
"He estado investigando sobre el centro comercial y parece que es propenso a los accidentes y hasta desapariciones, mira por ejemplo esta, un guardia del turno nocturno murió salvajemente golpeado en el cuarto de vigilancia, lo atribuyeron a un asalto, sin embargo en este periódico uno de los guardias del turno matutino dijo que el cuarto estaba cerrado desde dentro y no había ningún faltante de mercancía." había muchas noticias sobre accidentes de clientes y del personal que laboraba ahí. Parecía que el centro comercial atraía ese tipo de cosas.
"Mira esta otra noticia, habla sobre una mujer embarazada que entro a los sanitarios y tuvo un aborto ahí mismo. Aquí una persona tomo un cuchillo de los de exhibición y se saco los ojos diciendo que no quería ver las horribles criaturas que estaba ahí, fue llevado a un manicomio. En esta dicen que a dos guardias los encontraron afuera del centro comercial porque oyeron ruidos y rugidos como si un gran animal estuviera dentro del centro comercial, cuando llego la policía y revisaron no había nada. Aquí está el incidente del estacionamiento subterráneo el ataque de las ratas." "Mira, es la foto de nuestro jefe, aparece en un par de fotos pero son de hace muchos años, "Mira, es la foto de nuestro jefe, aparece en un par de fotos pero son de hace muchos años lleva ahí al menos 17 años."
"Hmmm, si tienes razón ahí se ve mucho más joven y sin ojeras", fue lo único que pudimos que averiguar sobre los incidentes que habían sucedido anteriormente en ese centro. Después de esto nos pusimos de acuerdo para ir a cobrar nuestras liquidaciones, Raúl estaba muy renuente a ir pero le asegure que lo acompañaría y además iríamos a medio día. Después de mucho pensarlo lo pude convence, además ya se había inscrito a un curso y necesitaba el dinero.
El día llego para cobrar nuestra liquidación, nos pusimos de acuerdo para vernos en la pequeña fonda donde regularmente desayunábamos y comimos algo. La señora nos hizo la observación que ya no habíamos ido y le comentamos que ya no laborábamos ahí. "¡Qué bien!, espero que les este yendo mejor, el postre va por cuenta de la casa". Esto nos sorprendió debido a que casi nadie te felicitaría por perder un empleo y menos uno bien pagado. Decidimos no hacer preguntas y dirigirnos al centro comercial, justo al llegar, los dos titubeamos por un momento si deberíamos entrar o no, al final entramos decididos y nos dirigimos a la oficina de nuestro jefe. El centro comercial parecía otro lleno de gente y al medio día. Nos dirigimos a la oficina de nuestro jefe tocamos la puerta. "¡Entre!"dijo la voz del otro lado de la puerta, al abrirla nos dimos cuenta que no estaba nuestro jefe habitual sino otra persona. Le indicamos quienes éramos y a que íbamos. "Ah sí, las liquidaciones, su jefe me instruyo sobre esto, no pudo estar aquí hoy porque se ha sentido mal en los últimos días", nos entrego a ambos un sobre con dinero y nos hizo firmar un documento de confidencialidad que nos impedía hablar algo sobre cualquier cosa que hubiera sucedido en el centro comercial, Raúl y yo nos miramos extrañados y lo firmamos sin hacer preguntas. Salimos de ahí rápidamente y en la salida nos abrazamos, nos deseamos suerte mutuamente y no nos volvimos a ver.
Sentado en el sillón de la casa de mis padres, ahora mi casa, un año después de lo sucedido me encuentro leyendo el periódico, hay una noticia sobre el centro comercial. Esta noticia dice que mi jefe a desaparecido sin rastro alguno. Las declaraciones las hace la misma persona que nos entrego las liquidaciones a Raúl y a mí. Se le nota un poco avejentado y se le notan unas inconfundibles ojeras.
P.D. Los nombres han sido cambiados por el contrato de confidencialidad mencionado.
submitted by El-Discrepador to nosleepenespanol [link] [comments]


2018.08.18 05:28 EspacioBit Flash Informativo: Wallet seguro promocionado por John McAfee, es Hackeado de nuevo

Bitfi, es un dispositivo diseñado para almacenar “supuestamente” de forma “super _segura_” varios tipos de criptomonedas entre ellas, soporta todas las criptomonedas basadas en el estándar ERC-20. Básicamente este dispositivo es lo que se conoce como Hardwallet o billetera física, el cual puede soportar “una cantidad ilimitada de criptomonedas” y fue lanzado al mercado con un valor de $120 dólares y viene con $10 dólares precargados.
Bitfi, es una empresa de reciente data, supuestamente registrada en Londres, Inglaterra, dirigida por un CEO norteamericano de nombre Daniel Khesin y que construye hardware criptográfico. Más allá de ello, esta empresa se cree que está ligada al polémico multimillonario e inversor de criptomonedas, John McAfee, ya que el pasado mes de julio, éste estrenó la cripto billetera en su Twitter, donde se refirió a Bitfi, como “_una Colt 45 del cripto mundo_” y añadiendo además que era “_el primer dispositivo inhackeable del mundo_“. Bueno, al parecer ésto sólo quedó como un chiste.

Lo cierto es que John McAfee, hoy por hoy es uno de los influencers más seguidos del ecosistema de las criptos, luego que hace un año atrás prometiera que “_se comería su propio pene en la televisión nacional_“, si el precio de Bitcoin no alcanzaba los $500.000 dólares en 2020, ofreció para aquel que pudiera hackear a Bitfi, pagar una recompensa de $100.000 dólares, cantidad que luego aumentó a la nada despreciable suma de $250.000 dólares, abriendo en sí una caja de Pandora, pues muchos investigadores en seguridad informática se entusiasmaron en reventar a Bitfi si o si con tal de obtener la recompensa.
A pocos días de su lanzamiento al mercado, el primero en romper la seguridad de la cartera fue un adolescente apodado en Twitter como @AbeSnowman, quien logró correr en el Hardwallet del recién estrenado Bitfi el videojuego DOOM. Luego, un grupo de investigadores demostraron que es posible enviar con éxito transacciones firmadas a través del dispositivo, sobrepasando las capas de seguridad de Bitfi, por lo que exigieron a McAfee el pago de la recompensa, ya que según ellos, cumplieron todos los pasos requeridos para recibir los US$ 100.000 por demostrar que es posible modificar el dispositivo, conectarse al servidor de Bitfi y enviar datos confidenciales a través de él.
In recognition of @Bitfi6 and @officialmcafee and their prestigious @PwnieAwards accolades, we’d like to show you @spudowiar playing DooM on his #BitFi secure wallet! Congratulations! pic.twitter.com/50qZZu1MnF
— Abe Snowman (@AbeSnowman) 9 de agosto de 2018
No obstante John McAfee, sigue insistiendo en la Hardwallet Bitfi es segura y no da muestras de cambiar de opinión ya que el dinero guardado en el Wallet no ha sido robado. Sin embargo, ya existe desconfianza en el dispositivo, porque los hackers obtuvieron fácilmente acceso de ‘root’ con privilegios administrativos, lo que se traduce como acceso total en apenas pocos días de uso.
Obviamente, el grupo de investigadores ahora poseen un diagrama detallado del funcionamiento del dispositivo y que sobretodo éste se conecta con los servidores de Bitfi, pero esto permitió que a su vez, que se determinara que esta conexión constituye un peligro que puede exponer datos sensibles del Wallet.

Pero esto no termina allí ya que la Web de Pen Test Partners, publicó una serie de avances sobre la investigación del nuevo dispositivo Bitfi, en los cuales comparte sus opiniones técnicas del Hardwallet y simplemente concluyen que es “_un Mediatek MT6580 desarmado […] Es un teléfono Android, menos algunos componentes_“.
El investigador en Seguridad Ryan Castellucciafirmó tajantemente sobre el Hardwallet que “_alguien probablemente tendrá a Doom corriendo en él para el viernes_“. De hecho, Castellucci se refirió al Bitfi como “_un teléfono Android barato y desarmado_” debido a que está capado en lo que respecta al hardware para conectarse a una red GSM, LTE u otra red móvil. Por éstas razones, Castellucci recomienda no utilizar este Hardwallet.
En todo caso, se ciernen muchas dudas sobre la fiabilidad de esta cartera. Bitfi se defiende argumentando, que todas éstas declaraciones provienen de un “_ejército de trolls_” contratados por los competidores de billeteras Trezor y Ledger, para desprestigiar a Bitfi. Todavía es muy pronto para conocer más detalles, pero seguro en las próximas semanas se anunciarán más hackeos a Hardwallet Bitfi. Pero en honor a la verdad, hackear el hardware no les ha llevado a los atacantes a hacerse con los $10 dólares precargados, así que hasta que alguien lo logre, sigue siendo inhackeable.
Si quieres colaborar con nuestro proyecto, puedes considerar hacer una donación o simplemente regalar una propina, ingresando en este Link: _EspacioBit.com.ve: Donaciones y Patrocinios _.
Links de interés: Bitfi.com, Twitter.com: @Bitfi6, PenTestPartners.com: Hacking the Bitfi. Part 1, PenTestPartners.com: Hacking the Bitfi. Part 2, PenTestPartners.com: Hacking the Bitfi. Part 3, PenTestPartners.com: Hacking the Bitfi. Part 4, PenTestPartners.com: Hacking the Bitfi. Part 5.
Otros links de interés: WhoisMcAfee.com, Twitter.com: @officialmcafee, Facebook.com: @officialmcafee, Google.com (G+): +Whoismcafee1, YouTube.com: officialjohnmcafee, MGTCI.com: MGT Capital Investments, Inc., Twitter.com: @mgtci, Facebook.com: @mgtci.
Te invitamos a seguirnos por las redes y a suscribirte a nuestro canal de YouTube: http://bit.ly/2q7WK7w, Twitter: http://bit.ly/2qJyID0, Facebook: http://bit.ly/2r7kmx9, Pinterest: http://bit.ly/2q7yQt4, Google+: http://bit.ly/2rrVrEt, Instagram: http://bit.ly/2rHWsol.
La entrada Flash Informativo: Wallet seguro promocionado por John McAfee, es Hackeado de nuevo se publicó primero en EspacioBit.
from EspacioBit https://ift.tt/2MpdXbZ
submitted by EspacioBit to espanol [link] [comments]